Así nació la Bolsa de Tokio, la tercera más grande del mundo

30 Junio, 2017

Así nació la Bolsa de Tokio, la tercera más grande del mundo


Uno de los emplazamientos mundiales más importantes a nivel económico financiero y, sin embargo, uno de los más desconocidos es sin duda la Bolsa de valores de Tokio, actualmente llamada JPX (Japan Exchange Group). Es la tercera bolsa de valores más grande del mundo y el lugar donde cotizan acciones y valores de las más prestigiosas compañías.

Hoy viajamos en el tiempo hasta la capital nipona para conocer cómo empezó todo en la que está considerada una de las bolsas más importantes e influyentes a nivel mundial. Para hacerlo, debemos remontarnos al 15 de mayo de 1878, cuando se fundó oficialmente la Bolsa de Tokio, bajo la dirección del entonces ministro de Economía, Okuma Shigenobu, y el abogado capitalista, Shibusawa Eiichi. No obstante, no fue hasta el 1 de junio de ese mismo año que empezó la comercialización de valores.

Una historia de idas y venidas

La Segunda Guerra Mundial marcó un antes y un después en la historia de la Bolsa de Tokio. Tras el bombardeo sobre Nagasaki, la Bolsa permaneció cerrada, y no fue hasta 1949 que recobró su actividad habitual. Durante todo este período, la economía japonesa sufrió gran reforma; una de las medidas de la reforma consistió en ofrecer al público una parte de las acciones del Estado, que hasta entonces estaban limitadas a una minoría muy rica.

Esta reforma fue conocida como la “campaña de democratización de las acciones”, pues estas se liberaron a un público que, hasta el momento, había permanecido ajeno a todo este tipo de operaciones.

Asimismo, en 1948 se aprobó una ley que marcaría un punto de inflexión en el funcionamiento de la Bolsa de Tokio. Se trata de la Ley de Valores y Mercados japonesa en la que se establecieron los elementos básicos para proteger los intereses de los inversores y para el buen desarrollo del mercado de valores.

Dos años después (1950) se fundó el Nikkei 225, el principal índice de la Bolsa de Tokio. Como su nombre indica, está formado por 225 empresas de diferentes sectores, desde compañías tecnológicas y automovilísticas hasta farmacéuticas.

Las primeras décadas del Nikkei 225 fueron de bonanza hasta llegar al año 1990. De hecho, los 90 son conocidos en Japón como “la década pérdida” con motivo de la burbuja financiera que tuvo lugar hasta el año 2000. No obstante, durante los siguientes años, el crecimiento tampoco fue del todo estable y no fue hasta después de la crisis del 2008 cuando empezó verdaderamente la recuperación del Nikkei 225.

La Bolsa de Tokio en la actualidad

El 2013 fue escenario de otro gran hito histórico para la Bolsa de Tokio. Esta, hasta entonces denominada TSE, se fusionó con la Bolsa de Osaka (OSE), dando lugar a un nuevo grupo llamado Japan Exchange Group (JPX). ¿El objetivo? Aumentar la competitividad frente a otros parqués.

Sin duda, el mundo en el que vivimos está en vías de internacionalización y el mercado bursátil no es una excepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *