Turismo, motor de cambio para la economía española

22 Junio, 2017

Turismo, motor de cambio para la economía española


Que España es uno de los países más atractivos turísticamente es algo más que probado. El último informe del Foro Económico Mundial así lo demuestra: España es, por segundo año consecutivo, el país con el sector turístico más competitivo del mundo, por delante de Francia, Alemania o Japón. La seguridad, las infraestructuras y el patrimonio cultural conforman el cóctel perfecto para una atracción turística prácticamente inmejorable.

El Informe Mensual de Junio de CaixaBank Research, “Turismo, viajando al futuro”, es otra prueba irrefutable del dinamismo del sector turístico en España, así como de su influencia en la economía. Según este, el turismo representa el 16% del producto interior bruto en España.

Además, solo en 2016 el país recibió la llegada de 75 millones de turistas. Una cifra que no es menos ambiciosa para las previsiones de 2017: 84 millones. Para Josep Mestres Domènech, economista del Departamento de Macroeconomía, Área de Planificación Estratégica y Estudios de CaixaBank, los beneficios económicos que generan estos turistas no se ven reflejados únicamente en este sector: “Los servicios directamente ligados a la demanda turística son los más beneficiados, pero también lo acaban siendo otros sectores aparentemente menos ligados al sector turístico, como la industria y el sector primario”.

Sector del Turismo en España

Más allá de los beneficios estrictamente económicos que genera el turismo, es importante destacar también la contribución del sector a la creación de empleo. Según Mestres, “el turismo empleó directa e indirectamente en 2015 a 2,5 millones de personas, lo cual representa el 13% del empleo total”.

El reto de mantenerse en el podio

Aunque la coyuntura sea favorable y ofrezca buenas previsiones, lo cierto es que el sector debe afrontar varios retos, principalmente el de mantener la calidad de la oferta turística. Para ello, Judit Montoriol Garriga, economista del Departamento de Macroeconomía, Área de Planificación Estratégica y Estudios de CaixaBank, propone, entre otras cosas, aumentar el tamaño empresarial (contar con más empresas grandes), para facilitar así el acceso a la inversión extranjera, y apostar por la formación del capital humano: “La calidad percibida por el cliente depende en gran medida del equipo humano que presta el servicio”, señala Montoriol.

Por su parte, Jordi Singla, también economista del Departamento de Macroeconomía, Área de Planificación Estratégica y Estudios de CaixaBank, apunta a los siguientes retos para el sector turístico español: “El sector debe adaptarse a una demanda cambiante en el futuro, debe lograr una coordinación con los otros sectores de la actividad económica y la legislación debe adaptarse para promover un desarrollo sostenible del sector y para que puedan desarrollarse, los nuevos modelos de negocio que han nacido o pueden nacer con las nuevas tecnologías”.

Todos los detalles sobre la importancia y el impacto del sector turístico para la economía española se pueden consultar al completo en la web de CaixaBank Research.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *