La revolución tecnológica en los Mundiales de fútbol

16 Julio, 2018

La revolución tecnológica en los Mundiales de fútbol


Una buena forma de observar la evolución de la tecnología a lo largo de los años es su uso en el mundo del fútbol, y concretamente en las Copas del Mundo: por sus espectaculares audiencias y porque, celebrándose cada cuatro años, las innovaciones son mucho más patentes de un Mundial a otro.

No sabremos cuántos miles de millones de personas han seguido el de Rusia 2018 hasta su conclusión, pero lo que sí que ya son notorias son las nuevas tecnologías que se están utilizando. ¿Cuál ha sido el camino para llegar hasta aquí? Esta es una cronología de los momentos e innovaciones tecnológicas más importantes de la historia de los Mundiales.

  • Uruguay, 1930. La única vía para informarse sobre el primer Mundial de fútbol de la historia era la prensa escrita.
  • Italia, 1934. Primera Copa del Mundo celebrada en Europa, y primera en la que algunos partidos se retransmitieron por radio. Pero tan solo en 12 países.
  • Suiza, 1954. El famoso maracanazo de Brasil 1950, solo lo pudieron ver en directo los que estaban en el estadio. No fue hasta cuatro años más tarde que el Mundial se pudo ver por televisión. 50 millones de personas siguieron la final de Berna.
  • Inglaterra, 1966. La señal por satélite se generaliza en las retransmisiones televisivas en directo.
  • México, 1970. Por primera vez, las imágenes televisivas de la Copa del Mundo se pueden seguir en color. Hasta entonces eran todas en blanco y negro.
  • España, 1982. Se utiliza el sistema Betamax para grabar los partidos. La tecnología, muy superior al VHS, no tendría, sin embargo, muchos años de vida.
  • Corea-Japón, 2002. Yahoo obtiene los derechos exclusivos para retransmitir en directo, vía streaming, los partidos del Mundial.
  • Alemania, 2006. La tecnología 2G permite una mayor velocidad que la primera generación de redes móviles para ver los partidos por internet móvil. Las mejores jugadas del campeonato están disponibles en una nueva plataforma de vídeo digital, YouTube.
  • Sudáfrica, 2010. Son los tiempos de la tecnología 3D y, por primera vez, de la alta definición: 29 cámaras HD siguen a los jugadores en cada partido. Además, las emergentes redes sociales permiten la participación de los aficionados.
  • Brasil, 2014. Mientras el teléfono móvil y las redes 4G conquistan el mundo, los últimos televisores incorporan la tecnología Ultra HD. 3.200 millones de telespectadores siguieron el Mundial, y 280 millones lo vieron en línea o desde sus dispositivos móviles.

Y, tras 10 Mundiales, llega el turno de la Copa del Mundo en Rusia: como no podía ser de otra forma, este es el Mundial más tecnológico de la historia. Una de las innovaciones más relevantes es que, como en la Liga española durante la temporada pasada, los partidos se emiten en ultra alta definición (UHD/4K). Para ello, se están utilizando 8 cámaras con capacidad para grabar vídeo 4K HDR y otras 8 capacitadas para hacer lo mismo 1080p HDR. Además, también se utilizan 8 cámaras super slow motion, 2 cámaras de ultramovimiento, 1 cámara de cable y 1 helicámara Cineflex.

Pero las novedades no acaban aquí. Entre otros, los estadios cuentan con cámaras y dispositivos de reconocimiento facial para acceder al estadio e identificar personas con antecedentes vandálicos, los balones cuentan con un chip NFC oculto para enviar datos a móviles y tabletas, o el famoso sistema de videoarbitraje VAR que, tras un periodo de pruebas, se ha implantado por primera vez en una Copa del Mundo.

¿Qué nos deparará el próximo Mundial de fútbol de Qatar en 2022? Lo veremos de aquí a 4 años…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *