Especial

#Finanzas xa followers

15 Febrero, 2019

#FinanzasXaFollowers IV: las tarjetas bancarias

[vc_row][vc_column][vc_video link="https://youtu.be/I6gaFFAyWYY" align="center"][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]¿Qué tipos de tarjeta bancaria existen? ¿Cuál es la diferencia entre una tarjeta de débito, una de crédito o una de prepago? El cuarto capítulo de “Finanzas para followers”, el proyecto de CaixaBank para explicar de forma comprensible los conceptos financieros con los que nos encontramos día a día, trata sobre estas y otras cuestiones, esta vez con la participación del periodista e influencer Julen Hernández.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row source="" text="" font_container="tag:h2|font_size:20|text_align:left|color:%231284d1" use_theme_fonts="yes" google_fonts="font_family:Abril%20Fatface%3Aregular|font_style:400%20regular%3A400%3Anormal" css=".vc_custom_1493995502230{margin-bottom: 15px !important;}" link=""][vc_column][vc_custom_heading text="Tarjetas de prepago" font_container="tag:h2|font_size:20|text_align:left|color:%231284d1" use_theme_fonts="yes" css=".vc_custom_1549986863270{margin-bottom: 15px !important;}"][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Buscando la participación de los usuarios, el presentador de la serie Javier Muñiz inicia el vídeo con una encuesta realizada en Twitter: ¿Cuál es la principal característica de una tarjeta de prepago? Y la verdad es que los internautas no van desencaminados: un 74% de ellos afirma que es una tarjeta que se ha de recargar antes. En efecto, las tarjetas de prepago (o tarjetas monedero) permiten hacer pagos y sacar dinero del cajero, generalmente de importes pequeños, hasta el valor que previamente se haya “cargado” en la tarjeta. Una vez agotado el saldo, se pueden volver a cargar, por lo que son unas tarjetas muy útiles para limitar los gastos que hacemos.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row source="" text="" font_container="tag:h2|font_size:20|text_align:left|color:%231284d1" use_theme_fonts="yes" google_fonts="font_family:Abril%20Fatface%3Aregular|font_style:400%20regular%3A400%3Anormal" css=".vc_custom_1493995502230{margin-bottom: 15px !important;}" link=""][vc_column][vc_custom_heading text="Tarjetas de débito" font_container="tag:h2|font_size:20|text_align:left|color:%231284d1" use_theme_fonts="yes" css=".vc_custom_1549986889826{margin-bottom: 15px !important;}"][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Con una tarjeta de débito, en cambio, “puedes pagar o sacar dinero siempre que tengas saldo en tu cuenta”, explica Javier Muñiz. En general, si no tenemos dinero en la cuenta, no podremos pagar con la tarjeta ni sacar dinero del cajero. De esta forma, con una tarjeta de débito, nunca gastaremos más de lo que tenemos en la cuenta. Todas las operaciones que se hacen se registran automáticamente en la cuenta. Es decir, si, por ejemplo, saco 40 € del cajero, mi cuenta tendrá al instante 40 € menos. O si hago una compra en una tienda y pago 30 € con mi tarjeta de débito, el banco me cobrará los 30 € de la cuenta al momento.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row source="" text="" font_container="tag:h2|font_size:20|text_align:left|color:%231284d1" use_theme_fonts="yes" google_fonts="font_family:Abril%20Fatface%3Aregular|font_style:400%20regular%3A400%3Anormal" css=".vc_custom_1493995502230{margin-bottom: 15px !important;}" link=""][vc_column][vc_custom_heading text="Tarjetas de crédito" font_container="tag:h2|font_size:20|text_align:left|color:%231284d1" use_theme_fonts="yes" css=".vc_custom_1549986917248{margin-bottom: 15px !important;}"][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Las tarjetas de crédito son otra historia: “puedes pagar o sacar dinero de tu cuenta aunque no tengas saldo, porque el banco te da crédito, o sea, te deja dinero”, cuenta Javier Muñiz. De esta manera, se pueden hacer compras, pero se pagan a inicios del mes siguiente, o se fraccionan en varios plazos. Estas dos formas de pagar el dinero que has gastado con tu tarjeta de crédito se denominan pago mensual por la totalidad (la más sencilla y frecuente, en la que no pagamos intereses) o pago aplazado (en que podremos aplazar el pago y elegir cuánto pagar cada mes). Eso sí, en este caso tendremos que pagar intereses. Los intereses del pago aplazado y el límite del crédito disponible figuran en el contrato de la tarjeta, por lo que es importante leerlo de antemano.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row source="" text="" font_container="tag:h2|font_size:20|text_align:left|color:%231284d1" use_theme_fonts="yes" google_fonts="font_family:Abril%20Fatface%3Aregular|font_style:400%20regular%3A400%3Anormal" css=".vc_custom_1493995502230{margin-bottom: 15px !important;}" link=""][vc_column][vc_custom_heading text="Tarjetas revolving" font_container="tag:h2|font_size:20|text_align:left|color:%231284d1" use_theme_fonts="yes" css=".vc_custom_1549986946497{margin-bottom: 15px !important;}"][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Pero las tarjetas que más sorprenden al influencer Julen Hernández son las tarjetas revolving, unas tarjetas de crédito en las que todos los pagos se aplazan de forma automática. En este tipo de tarjetas, es el usuario el que escoge el importe de los plazos mensuales, que puede ser fijo o un porcentaje de lo que quede por pagar, lo que conlleva una serie de intereses que vendrán especificados en el contrato de la tarjeta.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row source="" text="" font_container="tag:h2|font_size:20|text_align:left|color:%231284d1" use_theme_fonts="yes" google_fonts="font_family:Abril%20Fatface%3Aregular|font_style:400%20regular%3A400%3Anormal" css=".vc_custom_1493995502230{margin-bottom: 15px !important;}" link=""][vc_column][vc_custom_heading text="Elegir una tarjeta" font_container="tag:h2|font_size:20|text_align:left|color:%231284d1" use_theme_fonts="yes" css=".vc_custom_1549986971073{margin-bottom: 15px !important;}"][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Cada tarjeta tiene, por tanto, características diferentes, y antes de elegir una, deberemos valorar cuál nos conviene más, teniendo en cuenta el uso que le vamos a dar y los costes que conlleva. Con una tarjeta de débito, nos aseguraremos de que nunca gastaremos más dinero del que tenemos en la cuenta. Pero si nos gusta viajar, para alquilar un coche o reservar un hotel, muchas veces tan solo se aceptan tarjetas de crédito. Además, las de crédito te pueden sacar de un apuro, por ejemplo, si necesitas hacer un pago urgente y no tienes saldo en la cuenta porque todavía no has cobrado la nómina. ¿Con qué tarjeta te quedas? “Finanzas para followers” regresará muy pronto con una nueva entrega. Recuerda seguir el hashtag #FinanzasXaFollowers y el perfil de CaixaBank en Twitter, @caixabank, para estar informado.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

CORPORATIVO
18 Diciembre, 2018

Consejos sobre la ciberseguridad en #FinanzasXaFollowers

[vc_row][vc_column][vc_video link="https://www.youtube.com/watch?v=cI24EwkpKls&t=8s"][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]La banca electrónica, también conocida como banca online, e-banking o banca virtual, consiste en la posibilidad de consultar y hacer operaciones bancarias a través de Internet. Cuenta con grandes y conocidas ventajas: se puede acceder al banco 24 horas al día, 7 días a la semana y supone un gran ahorro de tiempo y dinero, tanto para los clientes como para los bancos. A priori, también puede presentar algunas dudas, como la posible sensación de inseguridad, que podría llevar a una cierta desconfianza hacia la banca online. Para evitar esas sensaciones, el tercer capítulo de “Finanzas para followers”, el programa de Caixabank para impulsar la educación financiera, aborda precisamente el tema de la ciberseguridad. Tras los dos primeros vídeos de la serie, que se centraban en los conceptos de presupuesto familiar e inversión, los presentadores Javier Muñiz y Rosa del Blanco cuentan ahora con la participación de la cantante Marina Jade para darnos algunos consejos para operar por Internet de forma segura.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row source="" text="" font_container="tag:h2|font_size:20|text_align:left|color:%231284d1" use_theme_fonts="yes" google_fonts="font_family:Abril%20Fatface%3Aregular|font_style:400%20regular%3A400%3Anormal" css=".vc_custom_1493995502230{margin-bottom: 15px !important;}" link=""][vc_column][vc_custom_heading text="Phishing, protección ante todo" font_container="tag:h2|font_size:20|text_align:left|color:%231284d1" use_theme_fonts="yes" css=".vc_custom_1545123438907{margin-bottom: 15px !important;}"][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Con la ayuda de unos patitos de goma, los presentadores nos explican de forma muy gráfica qué es el phishing, una técnica fraudulenta que consiste en “suplantar la identidad de nuestro banco y robarnos usando nuestros datos”, explica Rosa del Blanco. La palabra es un neologismo que en inglés suena igual que fishing (salir a pescar), nos cuenta Javier Muñiz, porque la práctica más habitual es imitar la web del banco, enviarnos un correo electrónico en su nombre pidiendo nuestros datos y, sencillamente, esperar a que alguien muerda el anzuelo. Ante ello, hay que prevenir y aplicar ciertas normas para protegernos. Finanzas para followers nos ofrece cuatro grandes consejos: No des tus datos a desconocidos. Si no lo hacemos por la calle, en el mundo real, tampoco tenemos por qué ir entregando nuestros datos en el mundo virtual. Mantén actualizada tu app bancaria. Cuanto más actual sea la versión de la aplicación que usas en tu teléfono móvil, más segura será. Y si te conectas a tu banco desde el ordenador, utiliza siempre un antivirus. Usa claves complejas y no habituales. Siempre es mejor usar contraseñas que combinen mayúsculas y minúsculas, letras y números, y caracteres especiales. Nunca utilices claves fáciles de adivinar, como tu cumpleaños, tu número de DNI o 123456. Tu banco nunca te pedirá tus datos. Así que si recibes una llamada o un correo electrónico que te solicite tus datos, no los des, no contestes y no hagas clic en ningún enlace. En efecto, cuando nos conectemos desde nuestro ordenador, siempre será mejor escribir nosotros mismos la dirección de nuestro banco en el navegador, sin clicar en enlaces. Y también deberemos fijarnos en que la dirección sea una URL segura, que empiece por “https”, como por ejemplo https://www.caixabank.es/index_es.html. Finalmente, cuando acabemos de realizar nuestras operaciones, es preciso cerrar siempre la sesión. Si seguimos estos consejos, operar con la banca online será igual de seguro que acudir al banco en persona. “Finanzas para followers” regresará muy pronto con una nueva entrega, y recuerda seguir el hashtag #FinanzasXaFollowers, y el perfil de CaixaBank en Twitter, @caixabank, para estar informado.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

CORPORATIVO
15 Noviembre, 2018

Consejos básicos para invertir #FinanzasXaFollowers

[vc_row][vc_column][vc_video link="https://youtu.be/afla4KKMJL4" align="center"][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Ya está aquí el segundo capítulo de “Finanzas para followers”, el nuevo programa para impulsar la educación financiera que se enmarca dentro del modelo de banca socialmente responsable de CaixaBank, presentado por Javier Muñiz, youtuber educativo, y Rosa del Blanco, experta en comunicación financiera y en el mundo fintech. Tras la primera entrega dedicada al presupuesto familiar, este segundo vídeo, que cuenta como invitado con el popular cantante Xuso Jones, se centra en explicar de forma amena y comprensible un concepto que a veces puede parecer algo complejo: inversión. El vídeo aborda la importancia que tienen a este respecto los conceptos de riesgo y diversificación.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row source="" text="" font_container="tag:h2|font_size:20|text_align:left|color:%231284d1" use_theme_fonts="yes" google_fonts="font_family:Abril%20Fatface%3Aregular|font_style:400%20regular%3A400%3Anormal" css=".vc_custom_1493995502230{margin-bottom: 15px !important;}" link=""][vc_column][vc_custom_heading text="¿Qué son los productos de inversión?" font_container="tag:h2|font_size:20|text_align:left|color:%231284d1" use_theme_fonts="yes" css=".vc_custom_1542121685605{margin-bottom: 15px !important;}"][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Una encuesta en el perfil de Twitter de CaixaBank (@caixabank) desvela que un 36% de los encuestados no conoce la diferencia entre un producto de ahorro y un producto de inversión. Y a este 36% hay que añadir otro 7% de respuestas que creen que ambas cosas son lo mismo. Pues no, no lo son. Mientras un producto de ahorro sería, por ejemplo, una cuenta remunerada, una cuenta ahorro o un depósito a plazo, “invertir es poner a trabajar tus ahorros para conseguir un objetivo”, explica Javier Muñiz. Es decir, “productos de inversión serían las acciones, los bonos, los planes de pensiones o una de las opciones más populares, los fondos de inversión”, añade Rosa del Blanco.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image="27987" img_size="full"][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]La principal diferencia es que, contrariamente a los productos de ahorro, los productos de inversión implican riesgo, que será mayor o menor según el producto en cuestión. Cada persona puede asumir un cierto nivel de riesgo, según su capacidad económica, conocimientos, experiencia, objetivos… Por ello, antes de contratar un producto de inversión, el banco nos hará un test para saber qué productos son más adecuados para nosotros. Y para minimizar el riesgo, lo que hay que hacer es diversificar y no poner todos los ahorros en el mismo producto, un riesgo que el vídeo ilustra muy gráficamente cuando Xuso Jones intenta desplazar una serie de huevos en la misma cesta. Siempre será menos arriesgado disponer los huevos en distintas cestas. ¿Qué es, por ejemplo, un fondo de inversión? Para explicarlo, el vídeo pone el ejemplo de un concierto de rock. Para que un concierto se pueda celebrar en un gran recinto, es necesario que muchas personas hagan, cada una, una inversión, es decir, que paguen su entrada. Un fondo de inversión vendría a ser algo parecido: “se trata de un vehículo de inversión en el que un grupo de personas invierte su dinero de forma conjunta. Luego, un gestor profesional cogerá ese dinero y lo invertirá diversificando en distintos activos. De esta forma, si uno va mal, será más fácil que se compense con otro que vaya bien. Y así es como se alcanzan éxitos que no se conseguirían por separado”, explica Rosa del Blanco. Los mejores consejos para invertir El vídeo finaliza, a modo de resumen, con cinco consejos básicos a tener en cuenta a la hora de invertir: Buscar asesoramiento profesional. Tener claro de cuánto dinero se dispone para invertir, y no invertir el que se necesite a corto plazo. Definir bien los objetivos de inversión. Preguntarse cuánto riesgo se está dispuesto a asumir. Diversificar para minimizar el riesgo. Y sobre todo, lo más importante es siempre entender bien lo que se está haciendo. No invertir nunca en productos que escapen a nuestro conocimiento, sino en productos cuyo contenido se entienda claramente. El próximo programa de “Finanzas para followers” abordará un nuevo tema: cómo usar la banca online con seguridad. ¿Os lo vais a perder?[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

CORPORATIVO