El turismo bajo la ola de la digitalización

05 Julio, 2017

El turismo bajo la ola de la digitalización


La digitalización nos está llevando hacia una de las transformaciones económicas y sociales más importantes de la historia. La irrupción de las nuevas tecnologías está transformando por completo sectores tan tradicionales como el del turismo, uno de los más destacados dentro de la economía. Este, sin duda, está a las puertas de un cambio sin precedentes. ¿Cómo lo afrontará?

El dossier “Turismo 2.0: oportunidades y retos”, incluido en el Informe Mensual de Junio de CaixaBank Research, aborda esta transformación radical y nos muestra cuáles son las oportunidades y retos que se le presentan a uno de los sectores con más influencia dentro del panorama económico español.

Una de las principales oportunidades es la creación de nuevas empresas digitales que están transformando firmemente la cadena de valor del sector, tal y como se muestra en el siguiente gráfico:

Transformación digital del turismo en España
Transformación digital del turismo en España

“Este impacto es especialmente elevado en la fase inicial del ciclo de compra, donde plataformas digitales como las agencias de viajes online o los motores de búsqueda han modificado gran parte de la contratación de servicios turísticos”, señala Roser Ferrer, economista del Departamento de Macroeconomía, Área de Planificación Estratégica y Estudios de CaixaBank. Y añade: “En la fase de destino, el impacto de la digitalización está siendo mucho menor”.

El registro de clientes a través de máquinas de auto check-in en aeropuertos y servicios de alojamiento es un claro ejemplo de las ventajas que ofrece la digitalización en esta primera fase de compra (la reserva).

Mirada hacia el futuro: principales retos

La adopción de estas nuevas tecnologías, además de traer consigo importantes oportunidades, también presenta ciertos retos que vale la pena mencionar.

Tal y como explica Roser Ferrer, “el sector turístico es un motor de creación de empleo y preocupa que deje de serlo a medida que se generalice en el sector el uso de estas nuevas tecnologías”. De hecho, según un estudio realizado por los profesores de la Universidad de Oxford, Carl Frey y Michael Osborne, el 58% de los puestos de trabajo actuales del sector turístico en España tienen un elevado riesgo de automatización a medio plazo, una cifra que supera al resto de sectores de la economía del país.

Sin embargo, apunta Roser Ferrer que “la automatización de profesiones no implica necesariamente la destrucción neta de empleo, […] porque la automatización ofrece la posibilidad de cambiar la naturaleza de algunas ocupaciones del sector y genera nuevas oportunidades de empleo”.

Asimismo, tras la aparición de la economía del sharing, la adaptación del marco legal a un entorno cambiante también se presenta como otro de los principales desafíos para el sector.

No obstante, según Enric Fernández, economista jefe de CaixaBank, si este reto se gestiona como es debido, “la economía colaborativa puede ayudar a mejorar la competitividad y complementar la oferta tradicional”. Y añade: “La asignatura urgente es desarrollar un marco normativo que ofrezca seguridad jurídica y unas reglas de juego equilibradas para todos los competidores”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *