2018, el año del gran despegue del pago por móvil

06 Junio, 2018

2018, el año del gran despegue del pago por móvil


Hubo varios intentos anteriormente, pero no fue hasta 1950 que las tarjetas de crédito y de débito se instauraron definitivamente en nuestra sociedad. Estas, también llamadas dinero de plástico, supusieron una gran revolución para el consumo en todo el mundo. Unas décadas más tarde, concretamente en los años 90, Internet marcó otro cambio radical en los hábitos de pago, ya que te permitía comprar lo que quisieras sin moverte de casa y a cualquier hora del día. Fue en concreto en 1994 cuando tuvo lugar la primera venta online de la historia: ¡una pizza!

A día de hoy las tarjetas físicas siguen renovándose año tras año. Primero fue la substitución de la banda magnética por chips para el pago contactless, una tecnología que permite realizar compras acercando la tarjeta al datáfono. De hecho, nos tenemos que remontar solo ocho años atrás para recordar la primera experiencia contactless en el proyecto “Mobile Shopping Sitges 2010”, impulsado por CaixaBank, Telefónica y Visa Europe, un proyecto piloto con el objetivo de desarrollar y fomentar las compras con teléfono móvil.

Actualmente esto ya es más que una realidad y nos encontramos frente a una nueva revolución en los hábitos de consumo: el pago móvil. CaixaBank dispone de CaixaBank Pay, la aplicación que permite realizar el pago móvil. Además, la entidad financiera tiene diversos acuerdos con los partners más importantes en este ámbito, como Apple Pay, Samsung Pay o Garmin Pay.

Pero, ¿cómo funciona este sistema de pago? Gracias a la conectividad NFC (Near Field Communication), incluida ya en muchos smartphones. Aunque el 95% de los datáfonos ya están adaptados a esta tecnología, también es necesario disponer de una aplicación de pagos compatible con la entidad financiera y que la tienda a la que nos dirigimos acepte este sistema como método de pago.

Pagar con el móvil, cada vez más común

En este contexto de cambio, CaixaBank apostó fuertemente por el sistema de pago móvil. Tanto es así, que en abril de este año el 47% del total de operaciones de pago con móvil en España han sido realizadas por los 505.000 clientes de CaixaBank que ya tienen vinculadas sus tarjetas a móviles.

El crecimiento de la entidad en pago por móvil es exponencial, ya que ha pasado de 150.000 operaciones en abril de 2017 a 1,95 millones en abril de 2018, con un importe medio por operación de 30 euros. Además, de enero a mayo de 2018 los clientes de la entidad han realizado más de 8 millones de operaciones. Es tanto el incremento, que Joan Morlà, el consejero delegado de CaixaBank Payments, prevé que “en cuatro o cinco años el 20%-25% de las compras y reintegros será con móvil”. Así pues, definitivamente, el pago por móvil ha llegado para quedarse.

Aunque Apple tiene una cuota de mercado por debajo de sus principales competidores y es la cuarta marca más vendida en España, sus usuarios son los que pagan más con el móvil.

CaixaBank es un referente en innovación con el desarrollo de proyectos que han marcado hitos tecnológicos. Entre ellos, la primera implantación comercial en Europa de los sistemas de pago contactless, el lanzamiento de imaginBank o el desarrollo de las primeras aplicaciones de inteligencia artificial para atención al cliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *