SOSTENIBILIDAD

Cambio climático. ¿Cómo afecta al sector agroalimentario?

Tiempo de Lectura: 5 minutos

Cambio climático. ¿Cómo afecta al sector agroalimentario?
Avatar

CaixaBank

14 Diciembre, 2017


El sector agroalimentario español emplea hoy en día a más de dos millones de personas, y genera el 10% del PIB del país. Además, la tendencia del sector es positiva: las exportaciones alcanzaron un máximo histórico de 27.500 millones de euros en 2016, un 8,4% más que en el año anterior, y el valor de su facturación ascendió hasta 96.400 millones de euros, un 1,3% superior a la de 2015, según cifras facilitadas por la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB).

No obstante, el sector se enfrenta en la actualidad a una de sus mayores amenazas: el cambio climático. Buena parte del problema radica en la elevada dependencia de las materias primas que padece el sector. Y pocos se atreven ya a discutir que los efectos del cambio climático, como el calentamiento global, las subidas del nivel del mar o la deforestación, afectan considerablemente a la volatilidad de materias primas, y contribuyen a su escasez. Eso provoca, a su vez, aumentos de precios en los productos del sector, y en ocasiones, reducción de la calidad, o incluso el abandono de cosechas a su suerte.

Soluciones ante el cambio climático

¿Qué hacer ante esta situación? Como en todo cambio, hay que reaccionar. Es necesario adaptarse a las nuevas circunstancias y buscar soluciones, como por ejemplo “la buena gestión de los suelos para que sean sumideros de dióxido de carbono”, apuntó recientemente la consellera de Agricultura y Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana, Elena Cebrián, en unas jornadas que llevaban por lema «Sostenibilidad, realidad o eslogan».

En la misma línea se expresó Javier Santamarta, secretario del Consejo Asesor de Medio Ambiente de Castilla – La Mancha, cuando aseguró que el último compromiso adoptado por la Consejería de Medio Ambiente de la región es el de “explicar y abordar los efectos del efecto sumidero en los distintos cultivos de Castilla – La Mancha. El efecto sumidero se refiere a la capacidad de absorción de CO2 de los cultivos, de la industria agroalimentaria y también de las superficies forestales. Sería una suerte de situación opuesta al efecto invernadero. Y la idea es calcular la suma de los cultivos leñosos, como el olivar, el pistacho o el almendro, con los agrícolas para estimar la capacidad de la región para absorber CO2”.

Por otra parte, la Fundación LAFER y el Instituto de la Ingeniería de España (IIE) organizaron una jornada destinada a analizar el efecto del cambio climático sobre la agricultura. En ella, varios expertos propusieron algunas soluciones, como la necesidad de apostar por una “agricultura sostenible” y de incrementar el rendimiento de las cosechas. Para ello, la introducción de nuevos transgénicos y la implantación de nuevas tecnologías se revelan factores fundamentales.

Uno de los expertos, David Howell, coordinador de Políticas Ambientales de SEO-Birdlife, declaró que “la biodiversidad compite con las actividades agrarias del hombre, lo que obliga a una adaptación inteligente de estas producciones”. Entre otras cuestiones, Howell explicó que se debería trabajar en un reparto eficiente de la comida, evitando el desperdicio, frente a la idea opuesta de seguir incrementando las producciones. Con este objetivo en mente, el representante de SEO-Birdlife abogó por “la necesidad de una Ley vinculada al cambio climático que esté pensada a largo plazo e independiente del gobierno que exista”.

El anteproyecto de ley de cambio climático, en 2018

Precisamente, el Gobierno español está trabajando en ello y tendrá listo el anteproyecto de ley de cambio climático y transición energética, en el que participan prácticamente todos los ministerios con el objetivo de cumplir con el Acuerdo de París, durante el primer trimestre de 2018. El anteproyecto supone una excelente ocasión para detenerse un momento, escuchar a todas las partes implicadas, y ofrecer una respuesta reflexionada y con vocación de largo plazo a todos los grandes retos que tiene por delante, entre otros sectores, el agroalimentario.