ECONOMÍA

Cómo pedir la moratoria de préstamos al consumo

Tiempo de Lectura: 3 minutos

Cómo pedir la moratoria de préstamos al consumo
Avatar

Bankia

05 Mayo, 2020


Esta moratoria apareció en el Real Decreto 11/2020 del pasado 31 de marzo. Este documento, que es un complemento del Real Decreto 08/2020 donde aparecía la moratoria de las hipotecas, busca eximir de manera temporal la obligación del pago de créditos y préstamos no hipotecarios.

¿A qué préstamos al consumo afecta y qué implica la moratoria?

Esta medida afecta a todos los préstamos y créditos concedidos que estuvieran vigentes con la entrada en vigor del Real Decreto 11/2020. Es decir, a los préstamos personales y a los de las tarjetas de crédito, en su modalidad de pago aplazado o revolving, que las personas usan para financiar la compra un coche, una televisión o electrodomésticos, entre otras muchas finalidades.

Además, durante el periodo de vigencia de la suspensión de los préstamos o los créditos, el acreedor no podrá exigir el pago de la cuota, ni de ninguno de los conceptos que la integran y no se devengarán ningún tipo de interés, ni ordinarios ni de demora. Por lo tanto, la fecha del vencimiento acordada en el contrato se ampliará en el tiempo por el mismo número de meses de la moratoria, pero sin sufrir ninguna modificación del resto de las condiciones pactadas.

Por último, el Real Decreto apunta que la duración de la moratoria de préstamos al consumo será de tres meses, pero se podrá ampliar si el Consejo de Ministros llega a un acuerdo.

¿Quiénes pueden beneficiarse de la moratoria de préstamos al consumo?

En el Real Decreto se apunta que las personas a las que se le concederá esta moratoria de préstamos al consumo (y al hipotecario) son aquellas que se encuentren en una situación de vulnerabilidad económica. Según el mismo documento, podrán acceder a la moratoria las que cumplan con todos estos requisitos:

  • Que el beneficiario de la moratoria pase a una situación de desempleo o, en caso de ser autónomo, que sufra una caída de su facturación de al menos un 40%.
  • Que el conjunto de la unidad familiar no supere en el mes anterior al que se solicita la moratoria un límite de ingresos determinados. Estos son diferentes en función de si el beneficiario está reconocido con un grado de discapacidad, si es una persona mayor de 65 años, etc.
  • Que el total de las cuotas hipotecarias y carga económica por suministros de agua, electricidad, telecomunicaciones, etc. sea superior al 35% de los ingresos de la unidad familiar.
  • Que la unidad familiar haya sufrido una alteración grande de sus circunstancias económicas en términos de esfuerzo de acceso a la vivienda.

Algunas entidades, como Bankia, han lanzado un simulador de moratoria para que cualquier interesado pueda comprobar si su caso específico se encuentra dentro del colectivo que la normativa considera como vulnerable.

En caso de no cumplir con los requisitos para acceder a la moratoria que establece el Real Decreto, Bankia ha puesto en marcha otras medidas para ayudar a sus clientes cuyas condiciones se pueden consultar en Bankia.es.

¿Cómo pedir la moratoria de préstamos al consumo?

La petición se debe presentar a las entidades donde el beneficiario de la moratoria tenga contratado el préstamo. La solicitud que estará vigente desde el 1 de abril y hasta un mes después del estado de alarma.

En cuanto a la documentación, se suele requerir un justificante de la situación familiar, una acreditación del estado legal de desempleo y la cuantía de la prestación, justificantes de la titularidad de bienes, y, en caso de que se trate de una persona con discapacidad, un certificado con su grado. Además, si se trata de un cese de actividad de trabajadores por cuenta propia, será necesario mostrar el documento de la Administración Tributaria u órgano competente de la comunidad autónoma.