ECONOMÍA

Cuentas bancarias para niños: todo lo que tienes que saber

Tiempo de lectura: 2

Cuentas bancarias para niños: todo lo que tienes que saber
Avatar

Bankia

19 Noviembre, 2018


¿Puede un menor abrir su propia cuenta?

El menor cuenta con capacidad jurídica, pero no tiene capacidad de obrar. Es decir, no se le permite abrir, por sus propios medios, una cuenta a su nombre. Los encargados de hacerlo deberán ser sus padres o, en su defecto, el tutor debidamente acreditado, quienes representan al menor a efectos legales.

Basándonos en al artículo 156 del Código Civil, los padres, en cuanto a representantes legales del menor, tendrán derecho a abrir cuentas bancarias y a realizar los actos oportunos sobre ellas. En caso de divorcio, lo habitual es que ambas partes mantengan la patria potestad sobre el niño, si bien en el "día a día" quien la ejerce es quien tenga atribuida la custodia y por tanto será quien, en condiciones normales, solicite la apertura de la cuenta.

¿Quién será titular de la cuenta?

El menor podrá figurar como titular de la cuenta, pero sus padres o tutores aparecerán como representantes legales y serán los encargados de llevar a cabo las operaciones de ingresos y reintegros.

En el momento en que el menor cumple la mayoría de edad, adquiere capacidad de obrar y, por lo tanto, pasa a ejercer los derechos sobre su cuenta bancaria. Al llegar a este punto, si los que eran sus representantes quieren seguir interviniendo en la cuenta, podrán empezar a figurar como ‘autorizados’, siempre que el titular lo solicite.

¿Qué documentos hay que aportar?

  • Documento que acredite la identidad del menor

Es decir, su Número de Identificación Fiscal (NIF). Este número se corresponde con el DNI de cualquier ciudadano con nacionalidad española o con el Número de Identificación Extranjero (NIE).

Puede darse el caso de que el menor no haya cumplido la edad mínima para disponer de un DNI obligatorio (14 años). En ese caso, será necesario solicitar un NIF provisional que será válido hasta la obtención del documento definitivo.

  • DNI del representante legal y documentación que acredite su representación

En el caso de que los representantes sean los padres, el libro de familia es el documento acreditativo por excelencia. De tratarse de otro tipo de representante o tutor legal, será necesaria la presentación de la documentación que lo demuestre.

¿Qué ventajas tiene?

Abrir una cuenta a los más pequeños puede ayudar a iniciarles en el mundo de las finanzas y a ahorrar para cuando lo necesiten. Pensando en sus estudios, sus actividades o sus viajes, una cuenta bancaria permite crearnos un colchón económico sobre el que empezar a construir su futuro.