SOSTENIBILIDAD

El nacimiento del emprendimiento social

Tiempo de Lectura: 5 minutos

El nacimiento del emprendimiento social
Avatar

CaixaBank

09 Octubre, 2017


«El emprendedor social es alguien que provoca un cambio importante y sistémico para la sociedad.» De forma clara y convincente, William Drayton respondía a la pregunta «¿Qué es el emprendimiento social, meses después de haber ganado el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación y Desarrollo en 2011. «Lo que hace que alguien sea un emprendedor social es que esa persona esté, desde lo más profundo de su ser, comprometida con el bien de todos», añadía.


Más conocido como Bill Drayton, se considera uno de los padres del emprendimiento social. Sus ideas están inspiradas en los pensamientos de grandes activistas del siglo pasado, como Martin Luther King y Mahatma Gandhi. Sin embargo, su mayor inspiración ha sido el emperador indio Ashoka del siglo III a.C. quien, después de iniciar una batalla para unir gran parte del sur de Asia, renunció a la violencia y se basó en la tolerancia, el crecimiento económico y los proyectos sociales para construir los pilares de una nueva sociedad.

«Todos podemos cambiar el mundo»

A los 19 años, Drayton visitó la India, un viaje que cambió su vida por completo. La pobreza y las desigualdades de ese país tuvieron en él un fuerte impacto emocional. De allí nació la idea de poder crear una sociedad mejor, pero ¿cómo podía cambiar el mundo un joven recién salido de la universidad? «Lo que debía hacer era apoyar a las personas que ya estaban haciendo algo», explica, «no hay nada más poderoso que una buena idea en manos de una persona emprendedora».

Emprendimiento social, emprendedor, Ashoka, Bill Drayton,

Ashoka, red de emprendedores

Su gran recorrido por el mundo empresarial le dotó de la experiencia y las herramientas necesarias para dar un paso más allá. En 1981 fundó Ashoka, la red de emprendedores sociales más grande del mundo. Esta fundación apuesta por una sociedad en la que todos pueden descubrir su potencial para mejorar el planeta. Tiene tres ejes de actuación: identificar emprendedores sociales que tengan la capacidad de generar un cambio y se anticipen a los retos del futuro, fomentar una educación changemaker y crear alianzas entre empresas changemakers.

Actualmente, apoya a más de 3.300 emprendedores sociales en 90 países diferentes, entre ellos, España, donde respalda a una treintena de trabajadores. Este 2017, se han incorporado cuatro emprendedores sociales más a la plataforma: Carmen Pellicer (Fundación Trilema); David Cuartielles (Verkstad Education); Viviana Waisman (Women’s Link Worldwide), y María Almazán (Latitude).

«Todos podemos cambiar el mundo»

Drayton ha recibido reconocimientos de todas partes, aunque siempre tiene claro a quién debe ir dirigido el agradecimiento a su trabajo. Hace seis años, cuando fue distinguido con el Premio Príncipe de Asturias, explicó: «Estoy profundamente conmovido con la decisión del jurado; sé que en realidad es un reconocimiento a los extraordinarios emprendedores sociales en España y en todo el mundo».

Este filántropo anima a la sociedad a unirse a la causa social ya que considera que el mundo necesita muchos emprendedores, hombres y mujeres que aseguren que los cambios son siempre para el bien común. Y es que desde la creación de Ashoka, Drayton siempre ha tenido muy clara su máxima: «Todos podemos cambiar el mundo».