ECONOMÍA

¿Qué es la solvencia de un banco?

Tiempo de Lectura: 3 minutos

¿Qué es la solvencia de un banco?
Avatar

Mònica Roca

Directora de Solvencia de CaixaBank

28 Abril, 2022


La solvencia es un indicador clave para determinar la fortaleza de una entidad financiera. Mide la relación entre el volumen de capital disponible y el riesgo que el banco asume.

Por capital disponible se entiende el importe de los recursos propios de la entidad, es decir, la diferencia entre el total de activos (principalmente operaciones de crédito que concede el banco) y los pasivos (principalmente recursos de los clientes e inversores depositados en un banco).

El riesgo asumido por el banco se mide mediante la métrica conocida como APRs (Activos Ponderados por Riesgo), asignando a los activos unas ponderaciones de riesgo que reflejan el grado de riesgo asumido. De este modo, de forma general, un préstamo concedido a una empresa representa un riesgo mayor que un bono emitido por el Estado, por ejemplo.

Toda entidad debe tener recursos suficientes para poder absorber los dos tipos de pérdidas derivadas de su actividad:

  • Pérdidas esperadas. Se dotan contra resultados y constituyen las provisiones contables. Forman parte del coste del propio negocio. En el momento de registrar estas pérdidas, los recursos del banco ya se ven afectados y la ratio de solvencia lo recoge.
  • Pérdidas inesperadas. Se cubren con fondos propios. Se trata de una medida de riesgo que mide la volatilidad de estas pérdidas y tiene en cuenta la pérdida máxima que puede producirse en el horizonte de un año.

La solvencia mide la relación entre el volumen de capital disponible y el riesgo que el banco asume

Como la actividad bancaria es clave para la sociedad, la solvencia de un banco está estrictamente regulada y supervisada. Su marco regulatorio se conoce como Basilea. Se trata de un conjunto de medidas que establece los distintos niveles de capital mínimo que deben tener cada una de las entidades de crédito, así como la definición de las distintas ratios que se utilizan para medir la solvencia.

La principal ratio de solvencia, conocida como CET1 (Common Equity Tier 1), se obtiene dividiendo el capital disponible (fondos propios y alguna otra partida computable netos de las deducciones) entre los activos ponderados por riesgo. Es importante que las entidades financieras encuentren el equilibrio entre un exceso de capital, que implicaría menor rentabilidad para el accionista, y la infracapitalización, que podría suponer la quiebra del banco.

Gestión y seguimiento de la solvencia

Dentro del marco de Basilea, existen tres pilares para la gestión y el seguimiento de la solvencia:

  • Pilar 1. Define las distintas categorías de los recursos propios: CET1, Tier1 y Capital total. Este último incluye todas las categorías de recursos propios computables. Toda entidad debe disponer, como mínimo, de un 8% de sus activos ponderados cubiertos por capital.
  • Pilar 2. Establece cuál debe ser la supervisión a efectos de solvencia y las exigencias adicionales específicas para cada entidad que exija el supervisor.
  • Pilar 3. Vela por la transparencia y por que el mercado tenga toda la información necesaria. Esta información se hace pública mediante el informe anual de información con relevancia prudencial.

Vamos a ver con números cómo se determinan los requisitos mínimos de capital de CET 1 que se exigen al Grupo CaixaBank:

  • Pilar 1: 4,5%.
  • Pilar 2R: 0,93%, específico de CaixaBank y exigido por el supervisor en función del perfil de riesgo de la entidad.

La suma de Pilar 1 y Pilar 2R da como resultado el nivel mínimo de obligado cumplimiento a efectos de CET1, que en el caso de CaixaBank es del 5,43%. No cumplir con este nivel conllevaría la aplicación de medidas intrusivas por parte del supervisor.

No cumplir con el mínimo obligado de capital conllevaría la aplicación de medidas intrusivas por parte del supervisor

Por encima del nivel mínimo, habrá que sumar los colchones de capital que exige el supervisor a CaixaBank. Se desglosan en tres:

  • Conservación de capital: 2,5% de capital de la máxima calidad para todos los bancos de la UE. Su objetivo es conservar el capital del banco.
  • Colchón para entidades de importancia sistémica: 0,375% para el 2022, está relacionado con el tamaño de la entidad en relación con el mercado donde opera.
  • Colchón anticíclico: 0,01% a diciembre de 2021. El Banco de España es quien decide si activa o no recargo de capital a las exposiciones en España, dependiendo de si se considera que se está en época de bonanza o no (actualmente, el colchón anticíclico en España y Portugal es del 0%). El colchón aplicable a cada banco se calcula trimestralmente y es el resultado de ponderar las exposiciones por el colchón anticíclico activado en cada uno de los países donde se origina la exposición.

La suma de todos estos componentes fija el requisito de capital mínimo exigido por el supervisor, que es del 8,31% para el Grupo CaixaBank en 2022. Este es el nivel de MDA o máxima capacidad de distribución, ya que, si se incumple este nivel de requisito, habría restricciones al pago de dividendos y/o de los bonus a los directivos.