resultados

20 Septiembre, 2010

Responsabilidad Corporativa

La Responsabilidad Corporativa (RC) está despertando mucho interés en los últimos años en todos los sectores: ámbito empresarial e institucional, líderes de opinión, administraciones y, también, público en general. Desde finales de los noventa, han ido apareciendo en el panorama internacional diferentes iniciativas, códigos y normas encaminados a promover un comportamiento de las empresas más ético, sostenible y respetuoso con la sociedad y el medioambiente.  La responsabilidad corporativa consiste en actuar de acuerdo con los valores de confianza, compromiso social y excelencia en el servicio, con el objetivo de contribuir al desarrollo económico y social del entorno. Actualmente, se considera que una empresa debe asumir su responsabilidad hacia la sociedad en la que se desarrolla, no solamente actuando correctamente como entidad empresarial sino, además, interviniendo activamente en el desarrollo de la comunidad, liderando las intervenciones culturales, apoyando la educación y favoreciendo políticas de bienestar social. Esta visión encaja especialmente con la misión de las cajas de ahorros, entidades históricamente comprometidas con su Obra Social y su entorno. “la Caixa” sobresale actualmente, según los expertos, en el desarrollo de la RC. Según el estudio KAR de Responsabilidad Social Corporativa, elaborado por Ipsos, en el participaron 250 políticos, analistas, académicos y periodistas, “la Caixa” es hoy en día la empresa más valorada en España por su aportación a la sociedad gracias a sus programas de Responsabilidad Corporativa y a su Obra Social.

CORPORATIVO
30 Noviembre, 2009

El sector servicios en Europa no crece al ritmo de Estados Unidos

El Servicio de Estudios de “la Caixa”, en su informe mensual de noviembre, publica que el crecimiento de la eurozona ha estado claramente por debajo del de Estados Unidos durante las últimas décadas. Desde 1995, el crecimiento promedio de la eurozona se ha quedado en el 1,9%, mientras que en la economía norteamericana ha alcanzado el 2,7%. La evolución del sector servicios es uno de los factores que ha influido en este desajuste. En el conjunto de la Unión Europea, más de dos terceras partes de los trabajadores se localizan en el sector servicios, y su contribución al crecimiento se ha situado alrededor del 75% durante la última década. Además, su buen funcionamiento es vital para que otros sectores puedan maximizar su capacidad productiva. Un sistema financiero desarrollado o unas buenas redes de comunicación y transporte son esenciales para el crecimiento de la industria. La principal razón de la gran reforma que quiere ser la Directiva de Servicios es el patente atraso de la mayor parte de los países de la Unión Europea en el desarrollo del sector terciario. Esta directiva tiene tres objetivos principales: reducir los obstáculos de entrada a nuevos competidores, impulsar el comercio de servicios entre países y armonizar la regulación a nivel europeo. Esta directiva afectará a todas las empresas del sector, excepto las que estén sujetas a una regulación específica a nivel sectorial, como el sector financiero, los servicios sociales o la sanidad. Los efectos positivos que se esperan con la entrada en vigor de la directiva son sustanciales. En la actualidad, una empresa o un profesional que quiera exportar sus servicios o que quiera instalarse en otros países de la Unión Europea se tiene que informar primero y después se tiene que adaptar a las regulaciones específicas de cada país. La reducción de las barreras de entrada, y al comercio en general, aumentará la presión competitiva sobre las empresas y, por tanto, la eficiencia y el crecimiento del sector.

CORPORATIVO