Quiero iniciar un negocio on-line: ¿qué necesito?

13 Diciembre, 2018

Quiero iniciar un negocio on-line: ¿qué necesito?


¿Te gustaría emprender? ¿Has pensado en un negocio on-line? Ahora tienes la oportunidad. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 32% de los españoles ha comprado alguna vez a través de internet en los últimos meses. Y ahí podría haber estado tu propuesta. No importa el sector: los ciudadanos tienen, cada vez más, una vida virtual paralela a la real. Desde la alimentación hasta los créditos, una parte importante del consumo se hace ya desde la pantalla del móvil.

Internet ofrece grandes oportunidades de negocio y, solo con un poco de ilusión, dedicación, esfuerzo y pasión por las nuevas tecnologías, puedes iniciar una aventura empresarial a través de la red.

¿Lo primero? Sentar bien las bases

Un negocio es algo serio. Por eso, desarrollar un proyecto en el mundo digital supone, igual que para un negocio físico, establecer bien las bases sobre las que se sustentará cualquier decisión que tomes.

El plan de empresa será la biblia a seguir. Ahí indicarás qué objetivos y estrategias tienes y cómo convertirás tu idea en realidad. También será necesario un plan de marketing que guie las acciones de comunicación para llegar al público objetivo. ¿Qué les dirás? ¿A través de qué canales? Eso lo decidirás en este documento.

No es menos importante diseñar un plan de ventas para detallar la parte comercial. Y un plan financiero te ayudará a calcular qué fondos son necesarios, los gastos previstos y las fuentes de ingresos que te permitirán llegar al equilibrio y empezar a obtener beneficios.

También debes tener muy en cuenta, antes de arrancar un proyecto a través de internet, cuestiones relacionadas con la organización, los recursos humanos y los aspectos legales. La nueva normativa que regula la protección de datos de los ciudadanos europeos (Reglamento General de Protección de Datos) es más exigente que nunca y requiere mayor atención para trabajar sin sorpresas —o sustos— legales.

La tecnología al servicio del negocio on-line

Como no puede ser de otra manera, el equipamiento tecnológico es fundamental a la hora de montar tu negocio en la red. Los emprendedores de tiendas virtuales o proyectos digitales cuentan con un sinfín de plataformas y servicios para desarrollar sus empresas.

  • Página web. Tener una web es como alquilar un local en el mundo físico. Es sinónimo de estar ahí. Publicar la web es subir la persiana. Aunque, en este caso, la venta está abierta 24 horas y los clientes proceden de cualquier parte del mundo.

En esta web figurará la información necesaria para presentar tu empresa. Cuantos más datos incluyas, mejor. Así le darás más motivos al usuario para que confíe en ti. La web también ofrecerá el catálogo de productos que se venden. ¡Es el escaparate!

Para montar este punto de venta on-line será necesario reservar un nombre de dominio y contratar un alojamiento donde instalar un gestor de contenidos y un gestor de la tienda. Algunos nombres de herramientas muy conocidas son WooCommerce en WordPress, Prestashop o Magento, aunque hay muchas más. En este punto es muy importante posicionar los contenidos de tu web para que los consumidores encuentren tus productos cuando realicen determinadas búsquedas en la red. La manera más eficiente de conseguirlo es haciendo un buen tratamiento del SEO (Search Engine Optimization) de tus contenidos, para lo cual tienes que titularlos y etiquetarlos correctamente en el CMS que utilices para darles mayor visibilidad en los motores de búsqueda utilizando determinadas palabras clave. Una herramienta muy útil para hacerlo es Google Trends, donde podrás localizar los términos de búsqueda más habituales. También puedes reservar parte de tu presupuesto de marketing para invertir en servicios de SEM (Search Engine Marqueting), que sitúan tus contenidos como anuncios en las búsquedas relacionadas con los productos o servicios que comercializas.

  • Una de las barreras más frecuentes de entrada de los consumidores en el comercio on-line son los recelos sobre la fiabilidad de los proveedores y la calidad de los productos. Para vencerlos es importante establecer una política clara de devoluciones en caso de desacuerdo por parte del comprador. Cuanto más contundente y automática sea esta política, más confianza se genera. También es importante adquirir desde el inicio algún sello de confianza. El más conocido en España es confianzaonline. Igualmente, es determinante una buena política de transparencia en lo que se refiere a los datos de la empresa: nombre, inscripción el Registro, domicilio físico, etc.
  • Pasarela de pago. Para recibir ingresos debes configurar un sistema fácil de usar y fiable para que los clientes puedan pagar el total del carrito. En este caso puedes contar con PayPal y con el TPV virtual de tu banco. Existen muchas opciones para cobrar a los clientes desde tu web, como las soluciones que ofrece Addon Payments, la solución de pago de CaixaBank para ayudar a los comercios a incrementar sus ventas por internet.
  • Atención al cliente. El trato con el cliente marcará la diferencia entre adquirir productos y servicios a través de tu web o hacerlo en otra. Por eso, no hay que olvidarse de prestar especial atención a la relación con los clientes. Es interesante contratar un CRM que facilite la gestión de todos los datos que acumularás y las comunicaciones con ellos. Además, es imprescindible una estrategia de e-mail marketing que vaya acompañada de una herramienta potente para ejecutarla. En este apartado, en el comercio on-line es crítico solventar bien la logística para la entrega de los productos. Hay que combinar rapidez, fiabilidad, costes reducidos y flexibilidad en la entrega. Lo más recomendable es llegar a un acuerdo con una empresa de mensajería negociando el total del volumen de negocio que se les pueda ofrecer pero siempre pensando en el tipo de comprador que normalmente no está en casa ni tiene mucho tiempo para las recogidas.
  • Redes sociales. En los últimos años, las redes sociales han entrado en la vida de la gente e, incluso, la han invadido. No se entiende el desarrollo de un proyecto digital sin la participación y comunicación a través de Facebook, Twitter o Instagram. Allí es donde se tirará el anzuelo que llevará a los clientes hacia el escaparate para que acabe usando la pasarela de pago. Es ideal trabajar la estrategia de redes sociales con herramientas que ayudan en la gestión, como Hootsuite, TweetDeck o Metricool.
  • Analítica. En el entorno digital, es muy importante establecer unos buenos sistemas de control interno que nos permitan medir el impacto de las acciones de marketing y, especialmente, el retorno de las inversiones. Google Analytics es en este momento la herramienta más popular para medir los KPI (Indicadores Clave de Rendimiento) de cualquier negocio on-line y que permite controlar tanto el rendimiento de las inversiones como el comportamiento de los clientes.

El emprendedor aventurero que tiene una idea y se lanza al mundo digital para hacerla evolucionar y ganar dinero con internet deberá convivir con muchas dificultades. Por eso, es recomendable buscar los mejores proveedores y un buen socio como, por ejemplo, Comercia Global Payments, que dispone de especialistas expertos en e-commerce que ayudan a encontrar las mejores soluciones. ¿Por qué no dejarse ayudar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *