#FinanzasXaFollowers VI: una receta para nuestra salud financiera

24 Abril, 2019

#FinanzasXaFollowers VI: una receta para nuestra salud financiera


En la sexta entrega de «Finanzas para followers», el proyecto de CaixaBank para impulsar la educación financiera y explicar, de forma amena y comprensible, los conceptos financieros con los que nos encontramos cada día, el presentador Javier Muñiz cuenta con la presencia de Alma Obregón, madre, runner y repostera. Juntos responderán a las dudas que han llegado al canal de Twitter de CaixaBank (@CaixaBank), convirtiendo esta última entrega de #FinanzasXaFollowers en un «FAQ sobre las finanzas personales».

¿Qué pasa, por ejemplo, si un mes gasto más de lo que tengo en la cuenta? Pueden pasar dos cosas, explica Javier Muñiz: «que nos llegue el recibo y, al no haber dinero, que el banco lo devuelva, lo que nos acarrearía algún gasto adicional». Pero también podría suceder que el banco adelante el importe a pagar y que tengamos que devolverlo con los intereses o las comisiones correspondientes. Entonces tendríamos lo que se llama «un descubierto» o, en otras palabras, estaríamos en «números rojos».

Un amigo me ha pedido que le avale un préstamo. ¿Qué hago?, pregunta otro internauta. Pues sencillamente debes saber que «si le avalas, estás respondiendo tú por esa persona, por lo que si ese familiar o amigo no puede pagar el préstamo, vas a tener que hacerte cargo tú». Así que «mucho cuidadito con esto», alerta Javier Muñiz.

Otra duda recurrente es acerca de lo que podría pasar si un banco entra en bancarrota. Si mi banco quiebra, ¿perdería mi dinero?, preguntan desde Twitter. La respuesta es que no «porque el Fondo de Garantía de Depósitos protege a los clientes de los bancos hasta 100.000 euros, en depósitos o cuentas corrientes», explica Javier Muñiz. Así que si tienes la suerte de tener más de 100.000 euros, «lo mejor es repartirlo entre varios bancos», añade Alma Obregón.

¿Y qué pasa si salgo una noche, me roban la tarjeta y se gastan mi dinero? No pasaría nada porque recientemente ha entrado en vigor una normativa que protege a los titulares de tarjeta, de modo que, si nos roban, solo habría que asumir un máximo de 50 euros. De todas formas, salvo que haya fraude por nuestra parte, la mayoría de los bancos se hacen cargo del total del importe robado. Eso sí, «es muy importante avisar al banco lo antes posible».

Otro tuitero pregunta: Me voy de vacaciones fuera de España. ¿Puedo usar mi tarjeta en el extranjero? Evidentemente, la respuesta es que sí: las tarjetas se pueden usar en el extranjero. Pero no solo se puede, sino que son mucho más prácticas. Cuando se está lejos de casa «no es recomendable ir solo con dinero en efectivo, porque si te roban un fajo de billetes, nadie te lo devuelve», advierte Javier Muñiz. Además, cuando se está de viaje, es muy probable que se necesite alquilar un coche o reservar una habitación de hotel «y, para eso, lo más probable es que te pidan una tarjeta de crédito».

Una receta para nuestra salud financiera

El vídeo concluye con una receta para mejorar nuestra salud financiera, que cuenta con tres partes diferenciadas: el ahorro, el endeudamiento y la inversión.

  • Ahorro: la base del plato. Tiene tres ingredientes: el presupuesto, el preahorro (es decir, ahorrar a principios de mes) y el fondo de emergencia (que sería el equivalente a comer de táper).
  • Endeudamiento: un toque de sabor. Es como un picante: un poco nos puede dar buen sabor y ayudarnos a cumplir nuestros objetivos… pero mucho nos puede sentar mal. Siempre que vayas a pedir un préstamo, utiliza la TAE para comparar los precios de las distintas ofertas existentes. Y evita sobreendeudarte: que las deudas no sobrepasen nunca el 30 o 40% de tus ingresos.
  • Inversión: la levadura de tus ahorros. Las inversiones pueden hacer que tus ahorros suban. Es bueno pensar en invertir una parte de ellos, que sería como ponerlos a fuego lento, buscando rentabilidad para que los ahorros no pierdan valor. Pero, ¡ojo!, a mayor rentabilidad, mayor riesgo. Eso sería como el azúcar, que cuanto más le pones, más dulce está, pero asumiendo el riesgo de empacharnos. Lo ideal es diversificar las inversiones para minimizar el riesgo, ya que no podemos eliminarlo del todo. Es decir, «no poner todos los huevos en la misma cesta», que decía la abuela de Alma Obregón.

Si seguimos todos estos consejos, gozaremos de una salud financiera perfecta, estupenda… y deliciosa. Recuerda seguir el hashtag #FinanzasXaFollowers y el perfil en Twitter de CaixaBank (@caixabank) para permanecer informado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *