ECONOMÍA

Cómo evitar tener un descubierto en tu cuenta

Tiempo de lectura: 3

Cómo evitar tener un descubierto en tu cuenta
Avatar

Bankia

22 Mayo, 2018


Puede suceder de la manera más absurda: por la mañana compruebas el saldo de tu cuenta, que a final de mes va siempre justito, y compruebas que te queda lo suficiente para pasar a hacer compra en el super antes de que mañana te llegue la nómina. Todo bien.

Pero tu pareja, ese mismo día saca efectivo para echar gasolina a la moto. Y resulta que te habías olvidado de que llegaba un recibo de la derrama extraordinaria de la comunidad para cambiar los buzones. Balance final de la cuenta: -48 euros. Saldo negativo. Descubierto.

¿Qué es un descubierto?

La mejor respuesta nos la proporciona el Banco de España: "Los descubiertos en cuenta corriente se producen cuando usted realiza una retirada de dinero sin que haya saldo suficiente y la entidad le adelanta los fondos necesarios. En ese caso, tiene la obligación de:

  • Devolver de forma inmediata el anticipo.
  • Pagar los intereses del descubierto.
  • Pagar las correspondientes comisiones bancarias."

Tomemos esos 48 euros que quedaron de saldo negativo en el ejemplo anterior y repasemos estas obligaciones:

  • Devolver el anticipo: se solucionaría tan pronto como entrase en la cuenta corriente la nómina del siguiente mes. Cualquier entrada de dinero en la cuenta (por ejemplo un ingreso o un crédito) para devolver su saldo a cifras positivas sería suficiente.
  • Los intereses: está limitado legalmente a un máximo de 2,5 veces el interés legal del dinero (7,5% TAE para 2017). En ese caso sería de aplicación ese interés (anual) a los 48 euros y se contabilizaría cada día que ha permanecido la cuenta en descubierto: cuando al día siguiente llega la nómina supondría menos de un céntimo.
  • Comisiones: las entidades pueden cobrar, en función de las condiciones de la cuenta, una comisión de reclamación por posiciones deudoras y una comisión de descubierto. La entidad está obligada a entregar al cliente el detalle de la liquidación correspondiente al descubierto especificando las cuantías de cada concepto.

Como ves, los intereses no son tan exagerados y no pasa nada porque alguna vez caigas en un descubierto que dure poco tiempo. El peligro está en caer en la insolvencia, al sufrir descubiertos de forma cada vez más frecuente, más largos y por mayores cuantías. En cualquier caso, la mejor opción es evitarlo.

¿Cómo evitar un descubierto?

Seguir estos consejos puede ayudarte a evitar un descubierto:

  • Vigilar: el estado de tus cuentas: lo primero y esencial es saber permanentemente cuánto dinero tienes y qué posibles gastos tienes que afrontar.  
  • Tener varias cuentas: de ese modo, siempre se puede mover dinero de una a otra si en algún momento es necesario.
  • Utilizar la tarjeta de crédito con la finalidad principal que tiene: aplazar los pagos para el mes siguiente.
  • Comunicarte con tu banco: actúa antes de que te llegue el recibo que te deje el saldo en negativo, contacta con tu gestor y pídele que paralice su cobro hasta que haya fondos suficientes.
  • Y con tu empresa: demasiados imprevistos pueden significar que un mes se le haga especialmente largo a tu cuenta corriente. Si ves que no vas a llegar, siempre es mejor opción pedir un adelanto de nómina en tu empresa.
  • Un crédito: en función de lo que vayas a tardar en disponer de nuevo de capital, puede ser mejor opción, porque aunque también tiene intereses, las comisiones suelen ser más bajas.

Cómo evitar tener un descubierto en tu cuenta