ECONOMÍA

¿Qué es una línea de crédito?

Tiempo de Lectura: 3 minutos

¿Qué es una línea de crédito?
Avatar

Bankia

23 Marzo, 2015


Seamos más precisos: una línea de crédito (o cuenta de crédito) es una cantidad de dinero que el banco pone a tu disposición y que tú puedes usar en parte o del todo durante un tiempo. Por ejemplo, un plazo de un año. El banco te deja un saldo extra en una cuenta y te cobra un interés por la parte de ese dinero que uses en momentos concretos. Pagas por el número de días que dispongas de esa cantidad.

Normalmente, también pagas un interés, más pequeño, por la línea de crédito en sí misma, por tener abierta esa cuenta con saldo del que puedes disponer. Pero el interés más alto es el que te cobran por la cantidad que utilices.

¿Para quién está pensado este producto y qué sentido tiene? Casi siempre lo usan empresas y autónomos para atender pagos cuando necesitan hacerlo y no tienen dinero en caja. Por ejemplo, sirve para que una empresa pague las nóminas a sus empleados el día 1 del mes, mientras espera a que sus clientes le paguen unos días después deudas pendientes. O para que un autónomo pague el IVA trimestral y pueda así tener flexibilidad mientras espera que le lleguen ingresos pendientes.

La idea es que ese saldo ‘extra’ te permita afrontar pagos en momentos en que lo necesitas por un tiempo corto, pues si lo fueras a necesitar durante uno o dos años, el producto que necesitas no es una línea de crédito sino un préstamo. Una línea de crédito te da tranquilidad en ciertos ‘picos’ de tu negocio: si te viene un pago a la cuenta cuando no tienes saldo, puedes hacer que tu banco disponga del dinero de la línea de crédito para no devolver ese recibo.

Entonces, ¿qué diferencia hay entre un préstamo y una línea de crédito? Volvamos al símil de tus cercanos que vienen a dormir a casa. Si se quedan poco tiempo o pasan semanas sueltas durante el año, tiene sentido que pagues por un colchón que sólo ‘alquilas’ esos días (línea de crédito). Si necesitas disponer de un dinero, pongamos 40.000 euros, y no vas a devolverlos hasta dentro de uno o más años, entonces es probable que te encaje más pedir un crédito.

¿Qué más diferencias hay entre préstamo y línea de crédito?

  • Un préstamo es un dinero que el banco te da en su totalidad, y que puedes devolver al final del plazo o mediante pagos pactados, que incluyen el dinero prestado más las comisiones o intereses. En una línea de crédito, el banco te deja el saldo en una cuenta y tú vas usándolo todo o en parte, hasta su vencimiento (fecha en que la cuenta tiene que tener el mismo saldo que te dejó el banco). Durante el plazo que tienes la línea de crédito, la entidad financiera te va cobrando comisiones en función del saldo que has ido disponiendo y del tiempo que lo hayas hecho.
  • La línea de crédito se puede renovar al final del plazo (lo más habitual es firmarla por un año). Los préstamos no se pueden renovar, sino que se van pagando en función del plazo acordado hasta que a su vencimiento la deuda queda saldada.
  • En la línea de crédito se paga un interés (más pequeño) por el saldo total que el banco pone a tu nombre, y otro interés (más alto) que sólo pagas durante el tiempo que usas parte o todo ese dinero. En el préstamo se pagan los intereses del total.