INNOVACIÓN

¿Qué son los pagos invisibles?

Tiempo de lectura: 3

¿Qué son los pagos invisibles?
Avatar

Bankia

27 Agosto, 2019


Los nuevos métodos de pago invisibles están pensados para ofrecer la mejor experiencia de compra al usuario y, por lo tanto, también son una gran oportunidad para las empresas a la hora de diferenciarse de su competencia.

¿Qué son los pagos invisibles?

Cuando hablamos de pagos invisibles nos referimos a los sistemas tecnológicos que permiten hacer compras en un establecimiento sin tener que pagar con un medio físico, como tarjetas o dinero en efectivo.

Por lo tanto, si eres usuario de uno de estos sistemas puedes hacer tus pagos a través de aplicaciones que almacenan los datos de tu tarjeta en la nube y solamente tienes que recurrir a tu móvil, por ejemplo, para abonar la cantidad adeudada.

La seguridad de la tecnología digital

Además de ofrecer una experiencia de compra cómoda y fácil, merece la pena destacar que los pagos invisibles se basan en una tecnología digital fiable. Es decir, que llevan a cabo los procesos en un entorno seguro que no compromete los datos de sus usuarios.

La agilidad y fiabilidad de estos sistemas también representan un punto a favor para las empresas que optan por los pagos invisibles, ya que les permite ofrecer una experiencia integral al usuario, lo que resulta esencial para conseguir fidelizar a los clientes. Esta es una de las razones de que se esté convirtiendo en un formato para el presente y el futuro en el mundo de los negocios.

Métodos de pago invisible

Hay muchos tipos de soluciones de pagos invisibles como, por ejemplo, la Biometría facial.  Más allá de la firma electrónica, que se activa con la huella de nuestro dedo, se está imponiendo esta solución que da un paso más en el avance tecnológico. Desbloquear el móvil ya es posible a través de métodos de reconocimiento facial que analizan las características biométricas de nuestro rostro, y en el futuro tendremos dispositivos Face to Pay en los establecimientos que ya no harán necesario llevar ni tarjetas, ni móviles. China es la pionera mundial en reconocimiento facial, por eso gracias a la empresa Face++, en el gigante asiático los pagos a través de esta tecnología ya son una realidad.

Otra de las opciones que se están desarrollando para sustituir los métodos de pago tradicionales, es el microchip. Muchas empresas dedicadas a la nanotecnología siguen  estudiando la seguridad de estos dispositivos cada día para plantear su implantación en un futuro. En Suecia miles de personas -unas 3.000, según un informe de AFP de mayo de 2018- ya se han incrustado microchips.

"Cada vez más personas se implantan chips RFID en la mano y los usan para desbloquear puertas, ‘llevar’ billetes de tren e incluso hacer pagos", según cuenta Mundo Ben Libberton, doctor en microbiología que trabaja en el laboratorio MAX IV de Lund, en el sur de Suecia.

La tecnología Blockchain, que será la base para las futuras bitcoin, actúa como una cadena de bloques y permitirá mantener un registro centralizado, al estilo de las bases de datos, de las transacciones económicas. En el caso del comercio electrónico, el uso de la tecnología blockchain (como medio de pago) ha empezado a ser incorporada por empresas tales como Amazon, donde servicios como Moonpay permiten el uso de ciertos activos digitales para hacer check-out y AT&T que también ha adoptado el uso de Bitpay como medio de pago para sus clientes. Lejos de ser casos aislados, el comercio electrónico posiblemente irá incorporando cada vez con mayor frecuencia, nuevas plataformas que les permitan aceptar medios de pago basados en activos digitales.

La Realidad Virtual (VR) es otro de los métodos en los que están profundizando muchas empresas, entre ellas Alibaba, aunque aún no han implementado ningún elemento concreto y donde este sistema se está estudiando como una alternativa a la tarjeta bancaria. 

En definitiva, los pagos invisibles son la expresión más reciente de la evolución de la  tecnología digital en los servicios bancarios y representa un importante avance en la funcionalidad y seguridad de las transacciones comerciales.

Tanto si eres responsable de la gestión de un comercio como si eres un cliente habitual, poder disfrutar de estos innovadores sistemas te ofrece la oportunidad de tener una experiencia de compra mucho más rápida, ágil y segura. Sin duda, estas tres características son las que hacen que muchos de nosotros nos decantemos por comprar en una tienda u otra.