ECONOMÍA

Razones para contratar un seguro de viajes

Tiempo de lectura: 3

Razones para contratar un seguro de viajes
Avatar

11 Julio, 2018


Al contrario de lo que solemos pensar, un seguro no eleva en exceso el gasto de nuestro viaje. El precio medio de este servicio se sitúa en los 30 euros para un viaje europeo, aunque la tarifa aumentará hasta los 45 ó 50 euros si viajamos fuera del continente. Estos precios son aproximados, ya que dependen de lo que contratemos y las cláusulas que incluya el seguro, pero no suele superar el 3% del precio final del viaje, según recoge Mapfre.

Este ‘extra’ puede salvarnos de un susto y ahorrarnos mucho dinero. De hecho, en visitas a países fuera de la Unión Europea donde no hay acuerdo con la Seguridad Social el seguro debe cubrir al menos 50.000 euros, mientras que si viajamos a lugares como Estados Unidos o Canadá, donde el sistema sanitario no es gratuito, la cobertura debe ser de 80.000 euros, tal y como detalla RACE.

¿Qué cubre un seguro de viaje?

La cobertura dependerá del seguro que contratemos, pero en muchas ocasiones con uno básico nos servirá. Estos incluyen gastos médicos como enfermedad, intoxicación o lesión; repatriación o trasladados sanitarios; retrasos o cancelaciones de vuelos; pérdida o robo de equipaje; anulación del viaje por no poder ir, siempre que esté justificado y robo de objetos personales o gastos de seguridad social, en caso de que provoquemos un accidente.

El seguro de cancelación, que suele ser el más demandado, nos devolverá el dinero en caso de anular el viaje. Hay que tener en cuenta que este seguro solo es válido desde el momento de contratar el viaje hasta el día que empiece este. Además, solo incluye los gastos de cancelación y no otro tipo de cobertura como la médica.

En los viajes de aventuras o en los que practiquemos deportes de riesgo se recomienda contratar un seguro de aventuras de riesgo que cubrirá cualquier imprevisto o asistencia médica durante la práctica. Dependiendo del riesgo al que nos enfrentemos contrataremos unas coberturas u otras.

Hay muchos productos que incluyen seguros de viaje, como algunos seguros de hogar y ciertas tarjetas de crédito, por lo que es conveniente consultar antes de contratarlo para evitar así duplicidades.

¿Por qué contratar un seguro de viaje?

Aunque parezca mentira, los países donde ocurren más percances y se necesita un seguro en más de una ocasión son España, Estados Unidos e Italia, como indica Unespa. En España tiene lugar un incidente cada 37 minutos y 22 segundos, mientras que en Estados Unidos e Italia cada tres horas un turista experimenta una mala experiencia.

Podríamos pensar que los robos o pérdidas de objetos personales son las causas más comunes por las que recurrimos al seguro. Sin embargo, las enfermedades durante las vacaciones son más comunes de lo que pensábamos. Ocupan el 55% de las llamadas a los seguros. El robo o pérdida se sitúa como segunda opción y los accidentes en tercer lugar, según datos de la patronal del seguro.

En cambio, la asistencia que más necesitan los viajeros es la indemnización en el 54% de los casos, frente a la asistencia médica (32%), el traslado (11%) y el rescate (2%).

A pesar de que los seguros no pueden librarnos de estos incidentes, sí nos permiten continuar el viaje de la mejor manera posible. La ayuda que proporcionan es inmediata y permiten que los turistas cubran sus necesidades e incidencias en el menor tiempo posible.