ECONOMÍA

¿Tengo un billete de euro falso? Así puedes saberlo

Tiempo de Lectura: 5 minutos

¿Tengo un billete de euro falso? Así puedes saberlo
Avatar

CaixaBank

02 Mayo, 2022


El año pasado se retiraron de la circulación 347.000 billetes de euro falsos, de los cuales 180.000 se apartaron en el segundo semestre del año, según datos del Banco Central Europeo (BCE). La cifra total de falsificaciones es un 24,6 % inferior a la registrada el año anterior, lo que significa que los billetes se vuelven más seguros en cada edición.

Los billetes de euro cuentan con medidas de seguridad extraordinarias que evitan las falsificaciones. Por ejemplo, algunas áreas de los billetes esconden una serie de caracteres de un tamaño mínimo que solo pueden leerse con una lupa. Los caracteres deberían verse nítidos.

Si utilizamos una luz ultravioleta estándar, el papel no resplandece, no emite luz y permanece oscuro. En todo caso, a simple vista se pueden detectar finas fibras entreveradas en el papel en tres colores diferentes. Los únicos diseños que brillan son la bandera de la UE, los círculos pequeños y las estrellas grandes. Si le damos la vuelta, un cuarto de círculo situado en la zona central del billete y otras zonas resplandecen en verde. Se pueden apreciar, en tonos rojizos, el número de serie en horizontal y una banda.

Si optamos por exponer el anverso del billete a una luz ultravioleta especial (UV-C), veremos brillar en amarillo los círculos pequeños del centro y en tonos anaranjados, las estrellas grandes. Asimismo, aparece el símbolo de “€”.

Finalmente, ante una luz infrarroja, podremos apreciar el número verde esmeralda, el lado derecho del motivo principal y la banda plateada en el anverso del billete. Si le damos la vuelta, únicamente podremos ver la cifra que indica el valor del billete y el número de serie en horizontal.

Estas medidas de seguridad, mejoradas con la emisión de billetes de la serie ‘Europa’ y las últimas emisiones de 100 € y 200 €, han reducido el número de falsificaciones en los últimos años.

¿Cómo sé que un billete es falso?

El Banco de España, siguiendo las recomendaciones del BCE, propone una metodología sencilla para que cualquiera pueda detectar un billete de euro falso:

  1. Toca: el proceso de impresión del euro tiene como resultado un tacto peculiar, con textura firme y resistente.
  2. Mira: coloca el billete sospechoso al trasluz y comprueba que cuenta con su correspondiente marca de agua e hilo de seguridad. Los billetes de 20 €, 50 €, 100 € y 200 € también cuentan con la inconfundible ventana con retrato. Estas características del billete son especialmente complicadas de falsificar.
  3. Gira: todos los billetes de euro tienen una banda plateada con un retrato de Europa en una ventana transparente. El número verde esmeralda genera un reflejo metálico que se desplaza verticalmente. Se trata de otra de las efectivas medidas de seguridad que nos garantizan la autenticidad del billete.

Uno entre un millón

Hay muy pocas posibilidades de encontrarse un billete falso de euro, pues su número continúa siendo muy inferior respecto a los billetes auténticos. Para hacernos una idea, el año pasado se localizó un billete falso por cada millón de billetes auténticos en circulación. Cuando se detecta un billete falso, es retirado por las autoridades.

Los billetes más falsificados continúan siendo los de 20 € y 50 €, que representan un tercio del total de las falsificaciones. ¿El motivo? Son los billetes más fáciles de mover y utilizar en pequeñas transacciones, habitualmente en pequeños establecimientos donde su personal no está entrenado para detectar falsificaciones o carecen de tecnología para hacerlo.

El BCE indica que, además, el 95,4 % de los billetes falsos se incautaron en países de la zona euro. El 4,2 % se detectaron en Estados miembro de la UE, pero que no forman parte de la Unión Monetaria. El resto, un 0,4 %, se hallaron en otros países.

De cara al rediseño de billetes de euro, previsto para 2024, es probable que el BCE introduzca nuevas medidas de última tecnología para evitar las falsificaciones y seguir trabajando para que el euro sea una moneda segura y confiable para los 340 millones de ciudadanos que lo utilizan.