ECONOMÍA

Transferencias bancarias internacionales, ¿qué debes saber?

Tiempo de Lectura: 5 minutos

Transferencias bancarias internacionales, ¿qué debes saber?
Avatar

Ana M. Herrero Lafond

Pagos Bankia

17 Diciembre, 2018


¿Qué información necesito?

Lo primero que tendrás que saber es a qué país pertenece la cuenta bancaria a la que quieres realizar la transferencia. Dependiendo de su localización, el importe y la moneda que quieras enviar, podrá variar tanto el tiempo de abono, como el coste de la operación.

Según en qué parte del mapa se encuentre el banco, que recibirá el dinero con unas condiciones diferentes, distinguimos dos tipos de transferencias:

  1. Aquellas con destino a países que pertenezcan a SEPA (Zona Única de Pagos en Euros). Estas transferencias, tendrán unas condiciones iguales a las realizadas dentro del territorio nacional.
  2. Para el resto de transferencias, las enviadas en divisa o a bancos y países no participantes en SEPA , las llamadas  “internacionales” se realizan a través de SWIFT: el canal de comunicación más extendido que utilizamos todos los bancos para estar intercomunicados a nivel mundial.

Tu banco te proporcionará muchas opciones para hacer la transferencia, puede ser de manera presencial en una de sus sucursales, por teléfono con un gestor, en línea o incluso desde la app de tu móvil, todo ello sin salir de casa pero de forma segura. Además, también existen plataformas online ajenas a las entidades bancarias que ofrecen este tipo de servicios, pero suelen suponer un coste más elevado por las comisiones de intermediación que puedan aplicar y existe mayor riesgo de fraude en la operativa.

Sea cual sea la opción que elijas, los datos que necesitarás para enviar una transferencia serán los siguientes:

  • Nombre completo del destinatario y si es posible, la dirección. Cuantos más datos tengas más información tendrá el banco de destino a la hora de abonar los fondos.
  • IBAN o número de cuenta bancaria de destino. Para todas las transferencias es el dato más importante (en formato IBAN para todos los países SEPA) y sobre el que se abonará la transferencia. Asegúrate de tener el dato correcto antes de hacer la transferencia.
  • Código SWIFT/BIC de la cuenta de destino para las transferencias internacionales. Es el nombre y dirección codificada del banco destinatario en la red Swift. Se compone siempre de 11 dígitos. En caso de que la cuenta del beneficario sea un IBAN correcto, el banco podrá deducir cual es el código de forma automática.
  • Importe y divisa en la que se quiera realizar el pago.

¿Cuánto cuesta realizar una transferencia?

El coste estará marcado por el importe enviado, la urgencia en que la operación llegue a destino y el tipo de comisiones que se le apliquen a la transferencia. Cada entidad cobrará los gastos según las condiciones establecidas.

Además, costarán más aquellas operaciones que supongan cambio de divisa, es decir, las que se realicen a países que tengan una moneda diferente a la del país de origen de la transferencia o el origen sea una cuenta en distinta divisa a la del pago que se quiere realizar. En estos casos influirá el tipo de cambio. Deberás prestar atención a este indicador, impuesto por el mercado, que marca el valor de una moneda respecto a otra y que varía atendiendo a indicadores como la inflación del país o las tasas de interés, entre otros.

¿Qué gastos pueden aplicar al emitir una transferencia?

Por otro lado, adicionalmente a las comisiones, existen tres tipos de transferencia dependiendo de quién asuma los gastos de las mismas, las dos primeras son sólo aplicables a las transferencias internacionales.

  • Modalidad “OUR”. Los gastos corren a cuenta de la persona que ordena la transferencia, tanto los generados por su banco como aquellos que surjan de la intervención de otras entidades. El receptor del pago cobrará el importe íntegro.
  • Modalidad “BEN”. El ordenante de la transferencia no paga ningún coste de la operación. De pagar alguno, sería el coste del cambio de moneda si lo hubiera. Así pues, el resto de gastos correrán por cuenta del beneficiario.
  • Modalidad “SHA”. Todas las transferencias SEPA. Los gastos se comparten entre el ordenante y el beneficiario. El ordenante se encargará de los gastos producidos por su entidad y la cantidad de la transferencia se enviará íntegra. Después, será la entidad de destino la que se encargará de descontar las comisiones y gastos que tenga que asumir el beneficiario.

¿Cuánto tiempo tardará el beneficiario en recibir el pago?

El tiempo de recepción dependerá de diversos factores, entre ellos, el país de destino. Si la transferencia se realiza entre dos países miembros de la SEPA existen varias opciones, podría ser el mismo día o inmediata, pero la transferencia estará en destino como máximo el día siguiente hábil a la emisión, dependiendo del día y la hora a la que se realice el pago.

Las transferencias internacionales vía Swift suelen tardar entre 1 y 5 días, pero pueden llegar a ser más en función de la normativa existente en el país de destino y de los procesos internos de abono de cada uno de los bancos beneficiarios.

Deberás tener en cuenta la diferencia horaria entre un país y otro, así como los horarios habituales del país y, por lo tanto, el de cierre de la entidad bancaria. Además, los bancos establecen una hora de corte a partir de la cual la trasferencia se contará como si hubiese sido emitida el siguiente día hábil, de tal manera que, si se efectúa tras esa hora, el abono de los fondos se demorará un día.

Por último, si tienes mucha prisa por realizar el pago, tienes varias posibilidades, muchos bancos ofrecen realizarlo de manera urgente mediante una Orden de Movimiento de Fondos (OMF). Son transferencias realizadas entre entidades españolas a través del Banco de España que hacen posible que el dinero llegue a su destino el mismo día o a la mañana siguiente. También, hasta 15.000€, puedes enviarlo como transferencia SEPA inmediata y los fondos se abonarán en destino en un máximo de 25 segundos. Eso sí, en algunos casos estas operaciones “urgentes” pueden generar más comisiones que una transferencia ordinaria.

¿Puedo enviar varias transferencias internacionales agrupadas a diferente destino?

Sí, en la actualidad tu banco te permite emitir ficheros de transferencias a la zona SEPA e incluso a algunos países no pertenecientes a SEPA,de forma masiva sin tener que solicitar o teclear las operaciones de una en una, para ello, deberás generar un fichero en un formato específico (ISO 20022 XML) que te permitirá procesar este tipo de operaciones.