ECONOMÍA

Conceptos que debes conocer para entender la cuenta de resultados de un banco

Tiempo de Lectura: 5 minutos

Conceptos que debes conocer para entender la cuenta de resultados de un banco
Avatar

CaixaBank

20 Julio, 2022


Margen de explotación, gastos extraordinarios, margen de intereses, ingresos core… ¿Te suenan estos términos? Son conceptos básicos de las cuentas de resultados de cualquier banco cotizado, un elemento que muestra la diferencia entre los ingresos y los costes de una entidad bancaria y, por lo tanto, si ha sido capaz de generar beneficio.

Saber interpretar esta información supone una herramienta esencial para conocer la evolución del resultado de la entidad, la manera en que ha obtenido los beneficios o la capacidad que tiene para remunerar a sus accionistas.

Cost of risk o coste del riesgo

Conocido por su terminología en inglés “CoR – cost of risk”, se trata del cociente del total de dotaciones para insolvencias sobre el total de créditos a la clientela. Nos permite tener una idea del perfil de riesgo de la entidad: cuanto más bajo, menor es el riesgo.

Fórmula:
CoR = Dotaciones para insolvencias/ Crédito total

Ingresos core

Son aquellos ingresos recurrentes derivados de la actividad principal. Estos ingresos son los considerados de mayor calidad. En el caso de un banco, hacen referencia a las siguientes partidas de la cuenta de resultados:
• Margen de intereses
• Comisiones netas
• Ingresos por contratos de seguros o reaseguros

Margen bruto

Suma de todos los ingresos corrientes de la entidad (margen de intereses, comisiones, resultados de operaciones financieras o ingresos de participadas).

Margen de intereses

Diferencia entre la rentabilidad del activo (ej. créditos concedidos) y los intereses pagados por los depósitos de los clientes y otros prestamistas.

Provisión

Una entidad financiera realiza una provisión como forma de anticipar pérdidas que probablemente se darán en el futuro. Por lo tanto, la provisión es una forma de guardar recursos y resta al beneficio del banco en el ejercicio en el que se acomete.

Ejemplo: Ante un incremento de los créditos morosos, una entidad bancaria debe elevar el volumen de provisiones, anticipando mayores pérdidas por su cartera crediticia.

Ratio de eficiencia

Se trata de una ratio que mide la productividad de una entidad. Es el resultado del cociente entre los gastos de explotación y el margen bruto. Dicho de otro modo, relaciona los ingresos obtenidos con los gastos necesarios para su consecución. Como conclusión, una entidad será más eficiente cuanto menor sea su ratio de eficiencia.

Ejemplo: Así, si por ejemplo la ratio de eficiencia de una entidad es 50%, quiere decir que necesita gastar 50 € para ingresar 100 €.