SOSTENIBILIDAD

Cuatro razones para incorporar los Objetivos de Desarrollo Sostenible a tu empresa

Tiempo de Lectura: 5 minutos

Cuatro razones para incorporar los Objetivos de Desarrollo Sostenible a tu empresa
Avatar

CaixaBank

21 Agosto, 2017


Lo avanzábamos a inicios de año: los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) serían una de las tendencias que marcaría la hoja de ruta del 2017 en materia de la RSC. Pero… ¿qué son exactamente los ODS?

Los ODS configuran los 17 objetivos establecidos en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, acordada en 2015 por Naciones Unidas. A través de ellos, los países dirigirán sus esfuerzos para poner fin a la pobreza, reducir la desigualdad y luchar contra el cambio climático.

Ahora bien, alcanzar estos objetivos requiere de la colaboración de los diferentes sectores y agentes sociales, ya sea el sector público, el privado o el tercer sector, e incluso de la propia ciudadanía. Los ODS suponen un reto y una oportunidad.

En este contexto, las empresas pueden y deben tener un papel activo en la consecución de los ODS, y crear y comercializar soluciones sostenibles y escalables; y es que ya no es solo cuestión de minimizar los riesgos sociales y medioambientales, sino de crear un modelo económico que transforme el actual en uno más comprometido con el desarrollo.

¿Por qué es importante incorporar los ODS a la empresa?

La Cátedra de CaixaBank de Responsabilidad Social Corporativa ha publicado el Cuaderno “Empresa y objetivos de desarrollo sostenible” en el que se pone de manifiesto por qué se hace esencial que las empresas incluyan los ODS en su estrategia:

  • Plantean un desafío que afecta a todos. Las temáticas que recogen los ODS se corresponden con las preocupaciones y desafíos de los diferentes grupos de interés a nivel mundial. Sin atender a estas necesidades, las empresas difícilmente podrán definir hoy en día su estrategia comercial y desarrollar el negocio.
  • Cumplen con un deber ético y social. Como parte activa de la sociedad, las empresas deben contribuir a la mejora social (“las personas, el planeta y la prosperidad”, tres de los ejes alrededor de los cuales gira la Agenda 2030). Con creatividad e innovación, las empresas pueden resolver los problemas relacionados con el desarrollo sostenible y la responsabilidad social (empleo digno, empoderamiento de la mujer, inversión en investigación y desarrollo, protección del medio ambiente, transparencia y rendición de cuentas), que van más allá del ámbito meramente económico.
  • Abren nuevas oportunidades. La consecución de los ODS creará el escenario idóneo para que el sector privado pueda desarrollar su actividad: mercados estables, regulados y competitivos, sistemas financieros transparentes e instituciones bien gobernadas, materias primas y energía accesibles, consumidores con poder adquisitivo y empleados cualificados.
  • Nuevas alianzas y beneficios. Los ODS favorecen alianzas público-privadas para el desarrollo, el fomento de cadenas de valor integradas y la incorporación de los consumidores en mercados emergentes. Por esto, las empresas podrán capitalizar numerosos beneficios, como nuevos mercados, oportunidades de negocio, relaciones más estrechas con los grupos de interés, estrategia más focalizada y mejor desempeño del personal.
Empresa y Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Cómo integrar los ODS en la estrategia empresarial

Al mismo tiempo que la ONU daba a conocer sus ODS, la Global Reporting Initiative, el Pacto Mundial de Naciones Unidas y el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible publicaban la SDG Compass, una guía que explica cómo se traducen los ODS al ámbito empresarial en cinco pasos:

  1. Entender los ODS: en primer lugar, la empresa se familiarizará con ellos, conocerá en qué consiste cada uno de los objetivos y comprenderá las oportunidades y las responsabilidades que individual y colectivamente representan para el negocio.
  2. Priorizar: no todos los ODS serán igualmente relevantes para la empresa o no se tendrá la misma capacidad de influencia sobre ellos. La empresa debe conocer con qué procesos, tecnologías, productos y áreas de mejora cuenta para contribuir a los ODS.
  3. Establecer objetivos: traducir los ODS a objetivos empresariales, integrados en la estrategia del negocio.
  4. Integrar: la sostenibilidad debe formar parte de la actividad principal y de la gobernanza de la compañía. Es fundamental incorporar las metas de desarrollo sostenible en todas las funciones de la empresa.
  5. Informar y comunicar: conviene que las empresas den a conocer abiertamente a los grupos de interés la incorporación de los ODS en su línea de actuación.

CaixaBank, a través de su actividad financiera y de su acción social, contribuye a la consecución de todos los ODS. Para algunos, como el relacionado con las energías renovables, colabora de forma indirecta a través de la financiación. Para otros, como el del fin de la pobreza, colabora de forma directa a través de MicroBank, único banco de microcréditos en España y referente europeo.

En este sentido, desde el año 2012, CaixaBank ocupa la presidencia de la Red Española del Pacto Mundial, de manera que amplía su compromiso con la difusión y la implantación de sus diez principios, basados en derechos humanos, laborales, medioambientales y de lucha contra la corrupción entre las empresas e instituciones españolas.