ECONOMÍA

Emprender en España: trámites para montar tu negocio

Tiempo de lectura: 5 minutos

Emprender en España: trámites para montar tu negocio
Avatar

CaixaBank

15 Noviembre, 2019


Puede ser a través de una conversación con un amigo. O mientras tomas tranquilamente el sol en la playa. Incluso puede que la inspiración te pille trabajando. Cualquier momento es bueno para que surja una idea de negocio que merece la pena emprender. Sabes que has encontrado un producto o un servicio que le va a encantar a ese público potencial que tanto lo necesita. También sabes que tienes que intentarlo y que no pararás hasta hacerlo.

Sin darte cuenta, te has convertido en un emprendedor dispuesto a conquistar el mercado. Ahora comienza un camino difícil, pero apasionante, que implica la gestión de ciertos trámites con diferentes administraciones.

Trámites para poner en marcha una actividad

En España es necesario realizar una serie de gestiones que permitan a una persona convertirse en empresario individual o autónomo para poner en marcha una actividad empresarial. Según detalla el Gobierno de España, esos trámites serían, a grandes rasgos, los siguientes:

– Alta en el censo de empresarios en la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT).

– Afiliación y número de la Seguridad Social en la tesorería territorial de la Seguridad Social.

– Alta en el régimen de la Seguridad Social en la tesorería territorial de la Seguridad Social.

– Inscripción de la empresa, afiliación y alta de los trabajadores en el régimen correspondiente de la Seguridad Social. Son trámites necesarios para el caso de contratación de trabajadores, que se realizan en la tesorería territorial de la Seguridad Social.

– Comunicación de apertura del centro de trabajo en la Consejería de Trabajo de la comunidad autónoma correspondiente.

– Alta en el impuesto sobre bienes inmuebles en el ayuntamiento en el que se radique la empresa.

– Obtención del calendario laboral en la Inspección Provincial de Trabajo.

– Alta de los contratos de trabajo en el Servicio Público de Empleo Estatal.

– Registro de signos distintivos en la Oficina Española de Patentes y Marcas.

– Registro de ficheros de carácter personal en la Agencia Española de Protección de Datos.

– Licencia de actividad en el ayuntamiento correspondiente.

El número final de trámites que deberá realizar el emprendedor dependerá de varios aspectos, como por ejemplo si contará o no con empleados, o con un centro de trabajo, o el tipo de actividad que vaya a desarrollar, en función de la cual se podrá requerir la gestión de permisos adicionales.

Tal diversidad de trámites provoca en parte que el tiempo medio para montar una empresa en España sea de 12,5 días, superior al de otros países de su entorno. Por ejemplo, en Francia la media asciende a solo 3,5, mientras que en Portugal se necesitan 6,5, según datos del Banco Mundial. En cualquier caso, no se trata de un plazo demasiado largo, gracias en parte a la ayuda que ciertos organismos prestan a los autónomos.

Dónde acudir para poner en marcha la empresa

Aunque la lista de gestiones es extensa y las instituciones ante las que hay que presentarlas son diversas, se han puesto en marcha algunos medios para facilitar la vida a los emprendedores y evitar que tengan que dar demasiadas vueltas para poner en marcha su empresa.

Una de ellas es el Portal Eugo, una ventanilla única empresarial (VUE) que permite crear empresas a través de internet mediante un certificado digital. Este portal, además, ofrece herramientas interactivas muy útiles, como un catálogo con todos los trámites específicos que pueda necesitar un negocio para su puesta en marcha, como pueden ser declaraciones, evaluaciones, licencias e incluso inscripciones en registros o colegios oficiales.

Si se prefiere realizar los trámites de manera presencial, se puede acudir a algún Punto de Atención al Emprendedor (PAE) de los cientos establecidos por toda España. En el sitio web de este servicio se incluyen herramientas que permiten a los emprendedores realizar análisis DAFO, autodiagnosticar sus actitudes emprendedoras, elaborar un plan de empresa e incluso simular un modelo de negocio.

¿Y qué ayudas al emprendimiento existen?

Poner en marcha una empresa no solo requiere disponibilidad de tiempo para estudiar el mercado, someter la idea de negocio a tests o realizar los trámites necesarios. Además, suele requerir cierto esfuerzo inversor. Por ese motivo, una de las preguntas más habituales entre los emprendedores tiene que ver con las ayudas e incentivos que existen para apoyarlos en el paso que están a punto de dar.

Crear una empresa no solo significa despedirse de los jefes o apostar por una idea. Las empresas, además, crean valor para la sociedad, a la que contribuyen creando empleo, generando actividad económica e incluso pagando impuestos. Por esa razón, resulta lógico que se promuevan ciertos mecanismos para ayudar a quien se decide a poner en marcha un nuevo negocio.

También en el caso de las ayudas, son diversos los organismos que las pueden conceder. Ayuntamientos, comunidades autónomas y el estado suelen poner en marcha distintos incentivos con múltiples fines: implantación de negocios en ciertas zonas, internacionalización o fomento de la contratación o de actividades determinadas son algunas de las más habituales.

Esta diversidad dificulta, en cierto modo, la labor al emprendedor que quiere conocer con qué apoyos cuenta a la hora de lanzarse al mundo empresarial. Por este motivo, la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa ha creado la Guía dinámica de ayudas e incentivos nacionales para la creación de empresas. Se puede consultar a través de internet y está permanentemente actualizada con las ayudas correspondientes a cada comunidad autónoma que tienen su plazo de inscripción abierto. Para ello, se basa en la información publicada en el Boletín Oficial del Estado, así como en boletines autonómicos, provinciales y locales.

Junto a ellas, existe financiación bonificada a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y también hay la posibilidad de capitalizar la prestación por desempleo para montar una empresa. A estas ayudas se suman las bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social para nuevos autónomos y las relacionadas con la contratación de trabajadores.

Los autónomos también pueden encontrar apoyo en entidades como CaixaBank, que a través de MicroBank ofrece líneas de financiación para autónomos y empresas, así como microcréditos para ayudarlos en sus proyectos.

Montar una empresa no es una tarea fácil, pero los valientes que deciden dar el paso no están solos. Su empeño por ayudar a la sociedad a progresar bien merece un impulso.