INNOVACIÓN

“La Ingeniería Mecánica no es una carrera de chicos, sino de seres humanos”

Tiempo de Lectura: 5 minutos

“La Ingeniería Mecánica no es una carrera de chicos, sino de seres humanos”
Avatar

CaixaBank

03 Febrero, 2021


Fátima El Baghdadi sorprendió a sus familiares cuando, un día, les dijo: «Quiero estudiar Ingeniería Mecánica». Y así lo hizo: se mantuvo firme en su propósito y hoy, ya graduada, cursa un Máster de Robótica y Control Automático en la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC). Ella es una de las ganadoras de los Premios WONNOW 2019, que organizan cada año CaixaBank y Microsoft. Desde su experiencia, anima a otras mujeres a estudiar carreras STEM, independientemente de la opinión de su entorno.

¿Cuál es tu experiencia como mujer en el ámbito STEM?

Cuando empecé Ingeniería Mecánica éramos solo dos chicas entre unos 100 alumnos. Y cuando la terminé, éramos solo tres de los 100 graduados de mi promoción. La verdad es que la presencia femenina es muy escasa en este ámbito, sobre todo en las ingenierías. Lo que ocurre es que en Ingeniería Mecánica se nota aún más porque es una carrera tradicionalmente asociada a los hombres. A nivel laboral, también he visto que en los departamentos técnicos suele haber menos chicas que en otras áreas de las empresas.

¿Qué te motivó a dedicarte al ámbito STEM?

Escogí Ingeniería Mecánica porque, cuando empecé a plantearme qué carrera quería estudiar en segundo de bachillerato, dudaba entre Matemáticas o Ingeniería Mecánica. Finalmente me decidí por la ingeniería porque veía que era un reto, no solo para mí sino también para mi familia. En la cultura marroquí, las ingenierías se ven más como estudios para hombres. Así que era una manera de demostrar que, siendo una mujer de origen marroquí, también podía sacar adelante la carrera.

¿Y cómo fue la experiencia de plantear en tu familia que querías estudiar Ingeniería Mecánica?

Cuando quise estudiar Ingeniería Mecánica, mis padres se sorprendieron, al igual que la gente de mi alrededor. Me preguntaban cómo podía ser que quisiera hacer una ingeniería, cuando hay muchos chicos.

Tradicionalmente, las mujeres siempre han optado por otras carreras como Enfermería, Medicina o Biología. Por eso, al sugerir algo tan distinto, me dijeron que tal vez me lo debería replantear. Sin embargo, les respondí: «Es que ya me lo he replanteado y sigo queriendo hacerlo». En mi entorno también asociaban Ingeniería Mecánica con trabajar de mecánico en un taller. Les expliqué que no se trata exactamente de eso, sino que se trata de algo más general, relacionado con el diseño de máquinas. En cualquier caso, aunque se tratara de arreglar coches, tenía claro que, si me gustaba, iría a por ello.

¿Contabas con algún referente cuando decidiste estudiar esta ingeniería?

Lo cierto es que no. He ido conociendo a referentes durante la carrera, básicamente profesores o compañeros con los que competía.

Tampoco sabía lo que me iba a encontrar cuando empecé Ingeniería Mecánica. Sin embargo, quería estudiar esa carrera porque me gusta entender cómo funcionan las cosas. También quería demostrar a mi entorno, como española, mujer y de cultura marroquí, que la Ingeniería Mecánica no es una carrera de chicos, sino para seres humanos.

Actualmente sí tengo referentes, porque he conocido a chicas como yo, distinguidas con los Premios WONNOW, así como a otras personas trabajando en empresas y en la universidad.

¿Qué te han aportado los Premios WONNOW concretamente en este aspecto?

Los premios WONNOW me han dado la oportunidad de conocer otras chicas de carreras STEM que también son competitivas, tienen ganas de aprender y me han servido como referentes. La verdad es que durante la carrera he conocido a muy pocas chicas. Sin embargo, con WONNOW he podido comprobar que no somos tan pocas. Que hay muchas chicas que también están luchando por sus sueños, independientemente de la visión que tiene la sociedad sobre el papel de la mujer en el ámbito de las carreras STEM.

¿Por qué crees que las mujeres se animan en menor medida a estudiar carreras STEM?

En primer lugar, porque la sociedad tiende a juzgar mucho y sobre muchos aspectos. Uno de ellos es el papel de la mujer en el ámbito STEM. Yo creo, en primer lugar, que ese tipo de juicios son una limitación para nosotras, cuando en realidad las mujeres tenemos tanto la personalidad como las capacidades necesarias para poder hacer lo que queramos.

En segundo lugar, si no vemos referentes, es más difícil que nos sintamos vinculadas a una carrera o a un ámbito concreto. Yo creo que estos dos factores son claves para poder promocionar el papel de la mujer en el ámbito STEM.

¿Qué ha supuesto para ti ganar los Premios WONNOW?

Cuando me dijeron que era una de las ganadoras de los Premios WONNOW, la verdad es que fue uno de los mejores momentos de mi vida. Vi que todo el esfuerzo que había desarrollado para sacar adelante mi carrera profesional, académica y personal había dado resultados. Me he sentido valorada y he visto que todo mi esfuerzo ha valido la pena. Además, me ha dado la energía para seguir luchando y continuar con mi carrera tal y como lo he hecho. La verdad es que ha sido mi mejor experiencia a nivel profesional.

¿Cómo crees que está evolucionando la presencia de mujeres en carreras del ámbito STEM?

Yo creo que ha cambiado un poco porque hay diferentes movimientos y personas que están luchando para dar visibilidad a la mujer en el ámbito STEM. Por ejemplo, cuando yo estudiaba la carrera fui a escuelas e institutos a contar mi experiencia y, básicamente, mostrar a los estudiantes que yo podía hacerlo con las capacidades que tengo. Así que, si yo lo puedo hacer, cualquier persona lo puede lograr también.

Yo he visto que actualmente hay más chicas que preguntan sobre las carreras del ámbito STEM que antes. Esto me satisface, porque veo que hay más interés. Creo que en los próximos años habrá más presencia femenina, ya que existe un mayor esfuerzo por dar visibilidad a la mujer en el ámbito STEM.

¿Qué le dirías a una chica de 17 años que se esté planteando estudiar una carrera STEM?

Si quieres estudiar una carrera STEM y, pese a tener muchas dudas, tú sabes qué es lo que realmente te gusta y que quieres probarlo, deberías hacerlo independientemente de lo que te digan los demás o de lo que te diga la familia. Porque, si tú quieres, tendrás las capacidades y también las habilidades para conseguirlo.

Seguramente te encontrarás dificultades y piedras en tu camino. Pero no pasa nada, porque estas piedras harán que seas más fuerte y más competente en el futuro. Así que, si te gusta lo que quieres estudiar, lo primero que tienes que hacer es intentarlo y, después, verás que realmente podrás conseguirlo.