SOSTENIBILIDAD

Los seis factores clave para incorporar la responsabilidad medioambiental en las empresas

Tiempo de Lectura: 5 minutos

Los seis factores clave para incorporar la responsabilidad medioambiental en las empresas
Avatar

CaixaBank

29 Junio, 2017


El agotamiento del agua dulce, la lluvia ácida, el aumento de la acidez de los suelos, la contaminación atmosférica… son solo algunos de los problemas que acechan actualmente a nuestro planeta. Sobre esta problemática, y sobre la urgente necesidad de paliar estos fenómenos, trataba la campaña de las Naciones Unidas de este pasado 5 de junio en el Día Mundial del Medio Ambiente, una jornada dedicada a sensibilizar a la población mundial en materia de sostenibilidad y medio ambiente.

Más allá de la acción individual, un actor clave y decisivo son las empresas y su impacto en la naturaleza. Así queda de manifiesto en el cuaderno “Medioambiente: desafíos y oportunidades para las empresas, elaborado en el marco de la Cátedra de CaixaBank de Responsabilidad Social Corporativa.

En él se expone la importancia de incorporar en las compañías la responsabilidad medioambiental y los beneficios que esta conlleva: “La responsabilidad medioambiental, además de ser un deber legal y moral para las empresas, redunda en el beneficio de la entidad, pues conlleva la introducción de una estrategia y una filosofía de gestión que multiplica la eficiencia y promueve la implicación de todas las partes interesadas”.

Pero ¿de qué manera pueden las empresas incluir esta filosofía en su día a día? El Cuaderno 33 nos acerca seis claves para integrar las preocupaciones ambientales en la gestión empresarial:

Responsabilidad medioambiental en las empresas
  1. Compromiso de la dirección: para incorporar medidas que eviten o mengüen el impacto de la actividad en el medio ambiente, es muy importante la presencia y el compromiso de la dirección, pues esta aportará criterios económicos, ambientales, sociales y éticos de manera sistemática y continuada.
  2. Diagnóstico medioambiental: conocer e interpretar el impacto de la empresa en el medio ambiente es decisivo para saber si las actuaciones son aceptables o no desde un punto de vista ambiental.
  3. Diálogo con los grupos de interés: es importante conocer sus expectativas e integrarlas en la estrategia de la compañía. El uso de canales de comunicación debe estar dirigido a identificar los riesgos de la actividad de la empresa en el entorno, a definir los asuntos materiales, a evaluar el desempeño, a comunicar los objetivos, actuaciones y logros corporativos, y a recibir las peticiones y reclamaciones de los colectivos afectados.
  4. Plan de gestión ambiental: se trata de fijar los objetivos que quiere alcanzar la empresa en materia ambiental e idear la manera de conseguirlos. Es el caso del Plan ambiental 2016-2018 de CaixaBank.
  5. Programa de acción: engloba las acciones que la empresa llevará a cabo para garantizar la protección del medio ambiente.
  6. Evaluación y rendición de cuentas: se debe medir y valorar si las acciones llevadas a cabo están teniendo o han tenido algún tipo de repercusión. Un ejemplo es la Declaración ambiental de las actividades en los Servicios Centrales de Barcelona y desarrollo de productos y servicios financieros de CaixaBank. En este documento, la entidad expone el procedimiento de evaluación y seguimiento de aspectos ambientales, así como los principales indicadores del impacto ambiental de los servicios centrales de CaixaBank.

Cátedra CaixaBank de Responsabilidad Social Corporativa

La Cátedra CaixaBank de Responsabilidad Social Corporativa, que el pasado noviembre celebró su décimo aniversario, es un proyecto de colaboración de CaixaBank con el IESE que tiene como objetivo principal fomentar, promocionar y divulgar conocimientos sobre la RSE (responsabilidad social empresarial) tanto a nivel académico como profesional. Desde entonces ha desarrollado un intenso trabajo académico, con publicaciones en revistas internacionales y obras científicas colectivas.