SOSTENIBILIDAD

Regalos responsables y sostenibles para estas Navidades

Tiempo de Lectura: 5 minutos

Regalos responsables y sostenibles para estas Navidades
Avatar

CaixaBank

31 Diciembre, 2020


La Navidad es una época que nos anima a sacar lo mejor de nosotros mismos, incluso en años tan retadores como 2020. Este año, las fiestas serán diferentes debido a la pandemia, pero seguiremos disfrutando de la ilusión que despiertan Papá Noel o los Reyes Magos. Tanto al escribir una carta con nuestras peticiones como si nos toca ponernos al frente de trineo y camellos, podemos compatibilizar esa sostenibilidad y responsabilidad que tanto necesitamos con nuestras elecciones.

Se trata de cambiar el chip y no dejarnos llevar por lo primero que se nos venga a la cabeza. ¿Y si la ropa que ha pedido nuestro hermano apostara por la economía circular?, ¿y si los juguetes que elijamos nos ayudan a criar a nuestros hijos libres de estereotipos de género?

Si lo que deseamos es añadir responsabilidad y sostenibilidad a nuestros regalos de Navidad, siempre podemos buscar opciones que nos ayuden a conseguirlo. Estas son algunas ideas de regalos sostenibles para todos los públicos, desde los más pequeños de la casa hasta los mayores.

Juegos para romper estereotipos

El juego es una etapa fundamental en la formación de niños y niñas, y esa es la razón por la que deberíamos elegir con cuidado los juguetes que les regalamos. Aunque la publicidad condiciona en gran medida sus peticiones, conviene tener en cuenta la influencia que sobre su futuro pueden tener sus juegos de hoy.

Un estudio elaborado por el Instituto de la Mujer indica que la publicidad de juguetes refuerza la segregación profesional por sexos. En concreto, el 34 % de los anuncios relacionados con profesiones y dirigidos a niñas se asocian con el sector de peluquería y estética. En cuanto a los que van dirigidos a niños, el 50 % lo hace con la actividad de piloto, policía o militar/policía.

El informe también ha encontrado que los anuncios de juguetes con más funciones electrónicas y mecánicas incluyen niños en una proporción mucho más elevada que niñas, fomentando así la exclusión de estas del ámbito científico-tecnológico.

Ayudarles a orientar sus juegos sin que la publicidad influya en sus elecciones es cuestión de fomentar el juego libre. No se trata, según advierten los expertos, de forzarles a jugar con juguetes unisex, sino más bien de que tengan acceso a distintos tipos de juguetes para que puedan desarrollar su curiosidad libremente, independientemente de su género. Tan importante es que cultiven habilidades visuales y espaciales -con un puzle- como las comunicativas y sociales -con una muñeca.

En este sentido, existen opciones responsables que se pueden añadir a la carta a los Reyes y que ayudan a romper estereotipos, como cuentos sobre niñas piratas y niños que juegan con muñecas, patinetes y bicicletas sin colores estereotipados o juegos de mesa y de construcción.

Regalos con una segunda vida

A la hora de plantearnos qué regalar a un adolescente o un joven sin dejar la responsabilidad a un lado, una buena idea consiste en añadir el concepto de economía circular a la lista de peticiones. Se trata, básicamente, de dotar de una segunda vida a objetos que ya han sido utilizados, pero continúan siendo aptos para su uso. De esta manera, no solo reduciremos la producción de residuos y evitaremos el uso de recursos limitados, sino que también introduciremos a los jóvenes en la cultura de la reutilización.

Tal vez uno de los ejemplos más claros en este sentido sean las prendas de ropa que se pueden adquirir en cualquier tienda o plataforma de segunda mano. Son tan reutilizables, que incluso pueden servir como envoltorio para otros regalos y evitar, así, el desperdicio de papel. Libros o dispositivos electrónicos de segunda mano también son regalos sostenibles que ayudan a las personas que los reciben a comprender mejor el valor de los objetos usados.

Cestas de Navidad sostenibles

Cuando las ideas escasean o la carta a los Reyes es demasiado parca, normalmente hablamos de adultos y mayores. En estas situaciones, conviene echar mano de la imaginación y buscar opciones que nos permitan acertar con toda seguridad. Las cestas de Navidad son muy socorridas en estos casos y la buena noticia es que sí, existen también opciones sostenibles y responsables.

Hay diversas organizaciones que ofrecen cestas de Navidad con productos comestibles de comercio justo personalizables a las preferencias del destinatario: productos sin gluten, veganos, dulces o exóticos, hay opciones para todos los gustos.

Incluso es posible regalar cestas de cosmética con productos que fomentan la sostenibilidad y que cuentan con sellos que acreditan tanto el uso de componentes mínimamente procesados como que sus procesos de elaboración son eficientes energéticamente.

Un regalo sin envoltorio

Más allá de los regalos materiales, existen otras opciones que son perfectas para añadir a la lista y contribuir a la sostenibilidad del planeta. Una de ellas es la adopción virtual de animales, sobre todo si se tiene en cuenta que alrededor de un tercio de los animales que se regalan en Navidades son devueltos.

En este sentido, organizaciones como WWF facilitan adopciones simbólicas de especies animales en peligro de extinción. Para simbolizar esa adopción, la ONG envía un peluche y un desplegable con datos sobre la vida de la especie adoptada. Junto a la ayuda que supone la donación realizada, este regalo ayuda a concienciar a personas de todas las edades sobre la situación que atraviesa la biodiversidad en el planeta y la necesidad de cuidarla.

La sostenibilidad es una meta que nos hemos marcado entre todos. Administración, empresas y sociedad civil hemos decidido unir esfuerzos para lograr este objetivo y cada gesto cuenta. Los regalos de Navidad son uno de esos elementos que pueden marcar la diferencia a la hora de ayudar tanto al planeta como a sus habitantes.