20 Marzo, 2019

El primer smartphone de la historia no fue un iPhone

¿En qué pensamos cuando hablamos del primer smartphone de la historia? Lo más probable es que se nos aparezca un flamante iPhone, con su pantalla táctil y su aureola de disrupción. No es para menos: el iPhone lleva ya más de diez años entre nosotros y cuando llegó, lo hizo con la forma de un potente ordenador capaz de reproducir vídeos y música o descargar mapas con una pantalla de poco más de tres pulgadas. Eso sí, algunas personas dirán que el primer smartphone del mercado fue la mítica Blackberry, que ya en 2003 adoptó la funcionalidad de un teléfono integrado, capaz de recibir y enviar correos electrónicos y utilizar aplicaciones. Sin embargo, ninguna de las dos respuestas es correcta. Aunque no está claro cuál es el primer smartphone de la historia, lo cierto es que estos aparatos ya se vendían y utilizaban en los años 90. Aunque hoy nos puedan parecer piezas de museo, en su momento anticiparon una auténtica revolución tecnológica que hoy influye incluso en la manera en la que nos relacionamos con los demás. Prácticamente cualquier bolso o bolsillo de España lleva hoy un smartphone en su interior: el 96 % de los ciudadanos tiene un teléfono móvil, de los cuales prácticamente nueve de cada diez son smartphones.Aunque el primer smartphone de la historia no fuera un iPhone, lo cierto es que en los años ochenta la compañía que lo fabrica, Apple, ya le daba vueltas a la posibilidad de que un teléfono hiciera mucho más que llamadas de voz. Fue concretamente en 1983 cuando encargó a la compañía Frog Design que desarrollara un prototipo de teléfono de sobremesa con una pantalla, capaz de almacenar números de teléfono o incluso firmar cheques a distancia con un puntero similar a los que se utilizan con las PDA. Aunque este prototipo no llegó a comercializarse nunca, lo cierto es que su mera existencia ya demostraba el interés por extender las funcionalidades de un teléfono a otras propias de una agenda electrónica. Sin embargo, no fue hasta nueve años más tarde cuando aparecería el primer smartphone de la historia, o al menos aquel al que se suele referir la industria como tal. Se trata del IBM Simon Personal Communicator, que salió a la venta en 1994 y que integraba funcionalidades como calendario, reloj, agenda de eventos, correo electrónico y fax gracias a un módem de 9600 bps. No solo eso: el Simon era capaz de ejecutar aplicaciones de terceros gracias a su memoria interna de 1 MB. El IBM Simon incluía una pantalla monocroma en la que se podía dibujar con un puntero. Su éxito fue limitado: después de vender 50 000 unidades se retiró del mercado al año siguiente de su lanzamiento.Hubo que esperar hasta el año 2000 para encontrar un dispositivo que utilizara la palabra smartphone (o teléfono inteligente) en su comercialización. El Ericsson R380 fue el primero en ser bautizado así por su departamento de marketing. También fue el primero en integrar el sistema operativo Symbian OS, toda una novedad en aquel entonces. El Ericsson R380 se comercializaba entonces por unos 700 dólares. Este modelo tenía ya el tamaño y peso típicos de un teléfono móvil: pesaba 164 gramos, por los 244 del Nokia 9210 Communicator. Además, contaba con un navegador WAP y una serie de funcionalidades como calendario, reloj mundial, agenda, organizador de contactos e incluso un puerto de infrarrojos para intercambiar datos. Para acceder a internet, el Ericsson R380 utilizaba un módem integrado que le permitía enviar y recibir correos electrónicos. También contaba con 2 MB de memoria RAM y 4 MB de ROM. Eso sí: aunque se trataba de un dispositivo muy avanzado para su tiempo y con una capacidad de almacenaje interesante, no podía utilizar aplicaciones adicionales.Estos primeros smartphones abrieron la puerta a los potentes y avanzados dispositivos que disfrutamos hoy en día. Tanto han evolucionado que en la actualidad se da un fenómeno inimaginable cuando el IBM Simon Personal Communicator vio la luz: el uso de los teléfonos inteligentes gana terreno al del ordenador personal a pasos agigantados. Según el informe Digital in 2018 de Hootsuite, en España ha aumentado un 9 % el número de usuarios que emplean los smartphones para navegar de forma habitual por internet. En cambio, la cuota en ordenadores baja el 6 %. Además, apenas utilizamos ya el smartphone para hacer llamadas y, en el caso de los jóvenes, incluso para enviar mensajes de texto. Tal y como recoge el estudio Consumo Móvil en España de Deloitte, cada vez lo empleamos más para ver vídeos, sobre todo aquellos que recibimos por mensajería instantánea. No solo eso: entre los nuevos usos que se dan al smartphone y que eran impensables hace 20 años se encuentra el control de nuestras finanzas y de aplicaciones de domótica, como el termostato o la iluminación del hogar. También la biométrica o los asistentes virtuales como Siri, Cortana, Google Assistant o Alexa. Este informe también explica que la tasa de penetración de los smartphones crece en España de tal manera que supera la media europea: el 94 % de las personas encuestadas para elaborar el estudio reconocían haber utilizado su teléfono inteligente en las últimas 24 horas. Desde que Apple intentó dar más vida a los teléfonos de sobremesa y hasta hoy, los smartphones han pasado a formar parte de nuestra vida cotidiana. Aunque la irrupción de los altavoces inteligentes en los hogares puede desplazarlos en cierto modo, lo cierto es que no se prevé que nos vayan a abandonar en un futuro próximo.

INNOVACIÓN
18 Marzo, 2019

#FinanzasXaFollowers V: la TAE, el endeudamiento y los préstamos

La quinta entrega de “Finanzas para followers”, el proyecto de CaixaBank para impulsar la educación financiera y explicar, de forma amena y comprensible, los conceptos financieros con los que nos encontramos cada día, arranca, como es habitual, planteando una pregunta en el perfil de Twitter de CaixaBank (@caixabank): ¿Qué es la TAE? Un 44% de los encuestados responde que la TAE es el interés que te cobra el banco. Y no van mal encaminados. Pero el nuevo capítulo de “Finanzas para followers”, que presenta la experta en comunicación financiera Rosa del Blanco, profundiza en esta cuestión y explica, en esta ocasión con la ayuda del periodista, runner y presentador de Operación Triunfo Roberto Leal, los conceptos de endeudamiento, préstamos... y, por supuesto, la TAE. ¿Qué es, en primer lugar, el endeudamiento? “El endeudamiento es utilizar dinero prestado para comprar algo ahora y pagarlo más tarde, con unos intereses o comisiones”, asegura Rosa del Blanco. “Después iremos devolviendo el dinero poco a poco, generalmente en cuotas mensuales”, añade. El endeudamiento no es, por tanto, algo que sea bueno ni malo por sí mismo. Pero lo que sí que es importante es ser previsor y evitar solicitar un préstamo si uno ve que no va a contar con los ingresos suficientes para hacerle frente en el futuro. En general, los expertos aconsejan no endeudarse más del 30-40% de nuestros ingresos mensuales, incluido lo que pagamos por la vivienda. “Es como una carrera”, reflexiona el runner Roberto Leal. “Antes de correr una maratón, tienes que saber si eres capaz de correr 5 km”. De lo que se trata, en el fondo, es de ser consciente de la situación personal de cada uno y de asumir cuáles son las posibilidades reales que se tienen.¿Y qué significa entonces la TAE? Son las siglas de tasa anual equivalente y lo que refleja esta tasa es el coste de un préstamo. La TAE engloba los gastos, las comisiones, los intereses y el plazo de la operación del préstamo en cuestión. Pero atención, el coste de la TAE no es la única característica importante a valorar. No hay que lanzarse de cabeza a por el préstamo que ofrezca la TAE más baja, sino que también hay que tener en cuenta la cuota mensual que nos vendrá mejor pagar. Solicitar un préstamo debe ser, en definitiva, una decisión meditada. El vídeo concluye con cinco consejos a seguir antes de solicitar un préstamo: ¿Realmente necesito comprar ahora el producto? ¿Cuánto se encarece un producto a través de un crédito? Estudia y compara ofertas prestando atención a la TAE. ¿El préstamo que quiero solicitar tiene gastos de cancelación? ¿Me ofrecen otros productos financieros con el préstamo? Y es que, en el fondo, pedir un préstamo es como correr una maratón, insiste Roberto Leal: dependiendo de la situación en la que te encuentres, sea la de tu economía o la de tu cuerpo, será mejor hacer una cosa o la otra. “Finanzas para followers” regresará muy pronto con una nueva entrega. Recuerda seguir el hashtag #FinanzasXaFollowers y el perfil de CaixaBank en Twitter, @caixabank, para permanecer informado.

CORPORATIVO
13 Marzo, 2019

Google Dataset Search, el sueño de los investigadores se hace realidad

Imaginemos que un día entramos en un buscador de internet y tecleamos «datos sobre España». Lo más probable es que nos ofrezca una gran cantidad de resultados con titulares rendidos al clickbaiting como «20 datos sobre España que posiblemente no sabías». Sin duda, toda una decepción si lo que estábamos buscando era algún conjunto de datos que pudiéramos utilizar para una investigación. Imaginemos ahora que lo hacemos en un buscador especializado: tecleamos «datos sobre España» y nos devuelve resultados con conjuntos de datos abiertos, listos para su reutilización, procedentes de instituciones como el CIS o Harvard. Con su fecha de actualización, descripción y licencia, entre otros detalles. Lo que antes era solo un sueño para economistas, investigadores, científicos, data scientists o periodistas de datos es ya una realidad y ha llegado de la mano de Google Dataset Search. Se trata de una nueva herramienta que permite buscar conjuntos de datos relacionados con prácticamente cualquier temática. Y no solo eso: además, devuelve archivos cartográficos, geoespaciales, imágenes aéreas y de satélite, entre otras posibilidades.Tras su puesta en marcha el pasado mes de septiembre, Google Dataset Search nace como el complemento perfecto a Google Académico, el motor de búsqueda para estudios e informes académicos. El objetivo principal de esta herramienta consiste en hacer visibles decenas de miles de repositorios de datos que están presentes en internet, pero que resultan difíciles de encontrar. La razón no es otra que la elevada fragmentación de su publicación: cada uno se encuentra en el dominio de la entidad que lo publica, por lo que su localización no resulta sencilla. Gracias a Google Dataset Search, los conjuntos de datos de las instituciones que así lo deseen estarán accesibles en un solo lugar para todos aquellos que los quieran reutilizar. Para ello, las entidades que publican los datos deben incluir en sus páginas web una etiqueta con metadatos que describan sus conjuntos de datos, quién los ha creado, cuándo se han publicado o cómo se han recogido, entre otros detalles. También deberán tener disponibles los datasets en formato Json-LD, Microdata o RDFa, además de etiquetarlos según Schema.org o DCAT. Google Dataset Search indexará entonces esta información para mostrarla después a los usuarios que realicen sus búsquedas. El funcionamiento de esta herramienta es muy similar al del buscador tradicional: una simple barra de búsqueda permite introducir un término para obtener los resultados relacionados con él. En la actualidad, Google Dataset Search maneja decenas de miles de conjuntos de datos, cantidad que puede multiplicarse exponencialmente gracias a la creciente popularidad de los datos abiertos y de su reutilización. Se trata de una práctica que aumenta la transparencia y nos ayuda a interpretar mejor el mundo que nos rodea.Aunque el servicio más conocido de Google es su buscador, esta empresa no ha parado de diversificar y mejorar sus herramientas de búsqueda, entre las que destacan Google Data Search, una ayuda inestimable para profesionales de numerosos campos que necesitan acceso a todo tipo de datos.

INNOVACIÓN
11 Marzo, 2019

Los mejores buscadores y aplicaciones para saber dónde recargar tu coche eléctrico

A medida que el parque de automóviles eléctricos crece, lo hacen también los puntos de recarga y la necesidad de los conductores de conocer dónde pueden enchufar su vehículo. Comenzaron como una rareza, pero los coches eléctricos son cada vez más populares. Los avances que han logrado en los últimos tiempos tienen mucho que ver con esto. En poco más de diez años han llegado a duplicar su autonomía, una de sus principales desventajas respecto a los convencionales. Soluciones como la de los coches híbridos enchufables, que emplean un motor eléctrico y otro de combustión interna, también ayudan a que la electricidad esté de moda entre los conductores. Además, los vehículos eléctricos e híbridos enchufables son perfectos para circular por la ciudad porque tienen la etiqueta Cero de la DGT. Así, se libran de restricciones por contaminación y no pagan por aparcar en muchas ciudades, entre otras ventajas. ¿Qué tienen en común estos vehículos? En efecto: un enchufe. Los vehículos totalmente eléctricos dependen de él para moverse. Los híbridos enchufables no, pero su ventaja reside precisamente en utilizarlo cuando sea posible para recargar la batería. Si tienes uno de estos coches, ya lo sabes: encontrar un cargador puede solucionarte muchas molestias. A continuación, te presentamos algunas aplicaciones y buscadores que te ayudarán a localizar el más cercano:Esta aplicación se puede instalar en teléfonos inteligentes iOS y Android. Permite localizar los puntos de recarga para coches eléctricos más cercanos en toda Europa, pero no solo eso. Además, el propio usuario puede activar nuevos puntos si se los encuentra y no están todavía registrados. También permite filtrar por tipo de vehículo, velocidad de carga o tipo de conector.También disponible para iOS y Android, esta aplicación ofrece funciones similares a Electromaps y una base de datos mundial que incluye referencias de más de 166 000 conectores. Además, permite fijar itinerarios con las zonas de recarga determinadas de antemano.Sí, Google Maps también ofrece información sobre las estaciones de recarga de vehículos eléctricos más cercanas. Basta con poner el término en el buscador para que aparezcan señalados los puntos en el mapa mediante un icono rojo con un surtidor y un rayo.Esta aplicación también localiza puntos de recarga cercanos a través del móvil; en su caso, en 27 países de la Unión Europea. Muestra 60 000 estaciones en total y permite saber si tienen plazas libres o no y el coste por su uso. También facilita el pago por este servicio a través de la propia aplicación. Estos son algunos ejemplos de las aplicaciones más útiles para encontrar puntos de recarga. Una información muy importante para perder el miedo a que la batería se descargue antes de tiempo.

INNOVACIÓN