12 Febrero, 2019

Divina Pastora Joventut de Badalona: el sueño de la copa 11 años después

La Penya es uno de los equipos más queridos en el panorama nacional por su implicación con la formación desde categorías inferiores y su espíritu aguerrido y competitivo Hablar del Joventut de Badalona, ahora con el sobrenombre de Divina Pastora, es hacerlo de un equipo de cantera. La “peña” de amigos y amigas que se unían para disfrutar del baloncesto desde su fundación en 1930. Desde entonces todo han sido buenas noticias para este club, el mismo que no solo ha aspirado a todo sino que se ha sublevado ante grandes colosos como el FC Barcelona o el Real Madrid. Siempre ha estado en la máxima categoría del baloncesto español junto al Real Madrid y el Movistar Estudiantes, algo que lo ha situado como uno de los equipos más prestigiosos de Europa. Los verdinegros llegan avalados por una filosofía de juego en la que no se escatiman recursos ni tampoco calidad para enfrentarse al aro. Eso les ha hecho ser uno de los clubes más talentosos, más agradables para el espectador y un enemigo a tener presente siempre, en cada partido y en cada competición. LA FILOSOFÍA DE LA PENYA LOS HA LLEVADO A CONSEGUIR OCHO TÍTULOS DE CAMPEONES DE LA COPA DEL REY Y CUATRO LIGASEl Joventut no es fruto de una noche de domingo ni de una noche de verano, como dirían aquellos puristas del arte y el deporte. El equipo es resistente al paso del tiempo y a la controversia que caracterizan las grandes ligas, aquejadas de contratos millonarios. Eso es algo ajeno a la ideología del club, que ha quedado anclada durante más de 88 años de historia y que hoy defiende con ahínco su entrenador, Carles Duran. No ha sido el único técnico que ha respetado el espíritu originario del Joventut; otros grandes entrenadores como José Grau, Antonio Molina, Clinton Morris, Josep Lluís Cortés o Josep Maria Meléndez, entre otros, han hecho suyos los valores del equipo. Todos han estado atentos al trabajo que se lleva a cabo en categorías inferiores con el objetivo de ser un equipo sistematizado, similar en concepto al Unicaja. A lo largo de su historia podríamos referirnos a jugadores especialmente significativos como Josep Maria Margall, Jordi Villacampa o los hermanos Jofresa. También a otros más recientes como Rudy Fernández o Ricky Rubio —quien debutó en la ACB con la verdinegra en Granada. Entre sus vitrinas se pueden apreciar dos Ligas ACB en 1991 y 1992 y dos nacionales de Primera División en periodos anteriores, como los que comprenden 1967 y 1978. Pero, sin duda alguna, su gran éxito ha recalado en las ocho Copas del Rey que cosechan desde 1948. Las más recientes se sitúan en 1997 y en 2008, que fue su último gran título como club, y que esperan revalidar en el Palacio de Deportes de Madrid. EL TÉCNICO CARLES DURAN SE FORMÓ EN LA CANTERA DEL JOVENTUT DURANTE 15 AÑOS. TIENE MENOS EXPERIENCIA EN BANQUILLOS DE PRIMERA COMO PRIMER ENTRENADOR Y AFRONTA SU AVENTURA CON ESTE EQUIPO DESDE EL PASADO AÑO. SUELE APURAR LAS POSESIONES AL FINAL DE CADA CUARTOSu entrenador, Carles Duran, es uno más de la Penya. Formado y criado en la cantera durante 15 años, ha acompañado a grandes nombres de la ACB como Pepu Hernández, Sito Alonso y Aíto García Reneses. Su primera gran aventura como primer entrenador llegó en el año 2014, al frente del Valencia Basket. Después pasó por el Bilbao Basket y, desde el pasado año, es el capitán de barco de su Joventut de Badalona. Tiene una gran empatía con los jugadores que entrena, es uno más dentro del vestuario, y eso ha provocado que en la actual campaña su equipo esté octavo en la tabla clasificatoria, a solo una victoria del cuarto, el revelador Iberostar Tenerife. SHAWN DAWSON SE PERDERÁ LA COPA DEL REY POR ESTAR LESIONADO, MIENTRAS QUE LOS DE BADALONA LLEGARÁN CON GRANDES NOMBRES COMO EL DE JOSÉ IGNACIO NOGUÉS, XABIER LÓPEZ O CONOR MORGAN DE CARA A GARANTIZAR UN BUEN CAMPEONATO Esta campaña no les está yendo como esperaban desde un inicio; mantienen una transición en la que esperan que grandes jugadores hagan que la afición se olvide de los que han abandonado Badalona. Podemos referirnos a Dimitrijević, Josep Busquets, Conor Morgan, Xabier López-Arostegui, Nicolás Laprovittola, Marko Todorović, Marcos Delía, José Ignacio Nogués, Albert Ventura, Dakota Mathias, Arturs Zagars, Simon Birgander, Joel Parra, Terrence Bieshaar y Luke Harangody. Teniendo presente el lesionado Shawn Dawson, que se perderá la Copa del Rey en Madrid. Este es un cartel en el que, por primera vez en muchos años, la dirección deportiva del Joventut ha tenido que incorporar varios nombres extranjeros para suplir las garantías que quieren y necesitan. No obstante, su filosofía y capacidad les ha llevado a estar nuevamente entre los aspirantes al título de Copa con la premisa de llevarse a Badalona el que sería su noveno título de campeón en este torneo.

CORPORATIVO
07 Febrero, 2019

Las supercomputadoras más potentes del cine que la realidad podría superar

Existe cierta sensación agridulce frente a la investigación en inteligencia artificial. Por un lado, buena parte de la comunidad científica está entusiasmada con las oportunidades que nos ofrecerá el desarrollo de esta tecnología, empezando por los propios coches autónomos, que ya son una realidad —en pruebas, eso sí. Pero este optimismo hacia la IA cambia radicalmente conforme salimos del ámbito científico y técnico para preguntar al resto de la sociedad. Es entonces cuando encontramos cierto respeto —por no decir temor— hacia lo que la inteligencia artificial sea capaz de hacer. Al fin y al cabo, el cine lleva varias décadas enseñándonos de lo que es capaz un ordenador que ha decidido que no le gustamos. Así que, para desterrar mitos y conocer mejor qué ha profetizado la ciencia ficción cinéfila y lo que realmente tenemos hoy en día, vamos a poner frente a frente a las supercomputadores más malvadas del cine con las grandes computadoras que funcionan hoy alrededor de todo el mundo.Podemos decir sin miedo a equivocarnos que la película francesa de 1965 Alphaville se adelantó a muchas de las cintas de ciencia ficción que hemos visto estrenadas ya en pleno siglo xxi. En Alphaville, la supercomputadora Alpha 60 se ha hecho con el control de la sociedad —de una parte de ella, en realidad— y ha llegado a la conclusión de que, para salvaguardar la seguridad de la ciudadanía, conceptos como el libre albedrío, la capacidad crítica e incluso las emociones humanas más básicas deben ser erradicados. Nos encontramos ante la clásica dictadura que canjea libertad por seguridad.Esta distopía contrasta —afortunadamente— con nuestra realidad. Mientras que en Alphaville la supercomputadora solo ha servido para empeorar las condiciones de vida de la sociedad, a nosotros, las supercomputadoras como Summit —la más potente del mundo en 2018—, nos están ayudando a romper los límites del conocimiento humano y desarrollar la ansiada cura del cáncer.Cuando el genio del cine Stanley Kubrick y el genio de la ciencia ficción escrita Arthur C. Clarke unieron sus talentos, no solo dieron a luz una de las películas más importantes de la historia del cine, sino una de las inteligencias artificiales más conmovedoras que jamás hemos visto. Vale, HAL 9000 era una IA psicópata que intentó asesinar a todos los tripulantes de la nave espacial Discovery 1, pero hay algo que hace que esta supercomputadora sea única: tiene una férrea voluntad por vivir. ¡Vivir! En la escena en que el astronauta superviviente comienza a desactivar a HAL 9000, este se da cuenta de su terrible destino, que es apagarse para siempre. En ese momento la IA hace algo muy humano: justificarse, intentar disculparse y prometer que todo irá bien a partir del momento presente. “Stop Dave… I’m afraid”, dice HAL 9000 momentos antes de “morir”. El cometido de HAL 9000 era operar la nave Discovery 1, ya que a las máquinas se les da bastante mejor que a nosotros comparar datos, realizar análisis y proyecciones y la multitarea. Precisamente eso es lo que hace la tercera supercomputadora más potente del mundo, Sunway TaihuLight, de fabricación china, y que se encarga, entre otras cosas, de realizar predicciones climatológicas cruzando millones de variables.Otro superordenador encargado de ayudar a pilotar naves espaciales es Madre, que aparece en la terrorífica Alien: el octavo pasajero. En esta ocasión —ya era hora—, el supercomputador es una herramienta para los humanos, un enfoque mucho más realista de lo que hoy tenemos entre nosotros. Sin ir muy lejos, aquí en España contamos con la Red Española de Supercomputación, una infraestructura compuesta por 13 supercomputadoras que están a disposición de la comunidad científica para desarrollar todo tipo de investigaciones.Una de las amenazas más recurrentes del mundo del cine, que ha conseguido filtrarse hasta nuestros propios temores en la realidad, es que una IA se vuelva consciente de sí misma y decida que los humanos somos una amenaza para ella. Es lo que ocurre en la famosa saga de películas de ciencia ficción Terminator, donde Skynet utiliza el arsenal nuclear disponible para iniciar una guerra nuclear que termina por devastar la civilización. De esta inteligencia artificial, nos quedamos con su capacidad de aprendizaje, lo que hoy se ha venido a llamar machine learning o deep learning y que grandes empresas como Google o IBM ya están utilizando de manera entusiasta. A pesar de los mitos cinéfilos, esta tecnología conllevará innumerables beneficios para el conjunto de la sociedad.La saga de videojuegos que ha dado lugar a las taquilleras películas de Hollywood nos presenta a Red Queen, una supercomputadora creada para gestionar la vasta empresa farmacéutica Umbrella Corporation. Se puede decir que Red Queen ayuda a crear medicinas y tratamientos que mejoran la vida de las personas… hasta que los responsables de la empresa deciden crear armas biológicas que se les escapan de las manos. En nuestra realidad, las supercomputadoras sí que ayudan a la investigación médica. Por ejemplo, la supercomputadora española MareNostrum 4 está ayudando a encontrar una vacuna contra el SIDA o nuevas terapias de radiación contra el cáncer, amén de facilitarnos la comprensión de los cambios climáticos provocados por la dispersión del polvo del desierto. Se nos quedan muchas supercomputadoras e inteligencias artificiales de ficción sin mencionar, como V.I.K.I en Yo, Robot o la mítica Joshua de Juegos de guerra, pero por mucho que la ficción se empeñe en mostrarnos la peor y más rocambolesca cara de las IA y los superordenadores, la realidad nos ha demostrado que sus bondades para la sociedad superan cualquier prejuicio de ciencia ficción. Summit, EE. UU. Sierra, EE. UU. Sunway TaihuLight, China Tianhe-2, China Piz Daint, Suiza Trinity, EE. UU. AI Bridging Cloud Infrastructure, Japón SuperMUC-NG, Alemania Titan, EE. UU. Sequoia, EE. UU.

INNOVACIÓN