ECONOMÍA

Aprendiendo finanzas desde pequeños

Tiempo de Lectura: 5 minutos

Avatar

CaixaBank

10 Septiembre, 2015


Los difíciles años de crisis económica han reforzado la necesidad de que todos los sectores de la sociedad dispongan de una buena educación en el ámbito financiero. Es muy importante que todas las personas sean capaces de comprender conceptos cotidianos del lenguaje bancario y, de la misma manera, trabajar para hacer mucho más sencilla esta forma de comunicación entre la entidad y el cliente.

Educación financiera para niños

Durante la primera quincena de septiembre los más pequeños se preparan para reanudar las clases. Con la “vuelta al cole”, los padres, junto a las instituciones educativas, deben transmitir a las nuevas generaciones los conocimientos acumulados, asumiendo un nuevo paradigma educacional: la educación financiera de los más pequeños.

El objetivo es familiarizar a los niños con conceptos como: ahorro, deuda, gasto, ingreso o presupuesto. La mejor vía educativa es comenzar a familiarizarlos con las realidades económicas de la familia, como nos indica el portal del plan de educación financiera del Ministerio, un proyecto de la CNMV y el Banco de España. Entre los valores a transmitir, destacan:

  • Incluir a los hijos en la planificación de las vacaciones.
  • Enseñar el valor del dinero y cómo realizar un gasto responsable.
  • Evitar las compras innecesarias si no se han presupuestado.
  • Distinguir entre lo que es necesario y aquello que es deseado.
  • Generar estrategias de ahorro e incentivos para niños.
  • Apertura de la primera cuenta bancaria.

Generalmente, los niños obtienen sus ingresos con la célebre paga, que es el ingreso más útil para aprender a administrarse. La paga configura el presupuesto personal del niño y puede ser mensual o semanal. Expertos de la CNMV recomiendan que “el ingreso sea semanal y siempre por el mismo importe, pero se deben incluir incentivos económicos en función de la ayuda de los hijos en las labores domésticas o por su desempeño escolar”.

En este sentido, CaixaBank ofrece diferentes soluciones enfocadas a que los más pequeños aprendan a desenvolverse en un entorno económico de una forma didáctica y divertida, de manera que obtengan una correcta educación financiera. Entre los productos orientados a niños y niñas destacan:

Como dijo una vez el escritor español Francisco de Quevedo, “lo que en la juventud se aprende, toda la vida dura”. Es responsabilidad de todos que las futuras generaciones reciban una correcta educación financiera.